"Ahora los niños no quieren comprarse una guitarra"

  • Dani Martín continúa con la gira de 'Pequeño', su primer disco en solitario, con el que regresa el próximo viernes al Auditorio Municipal de Málaga

Dice Dani Martín que vive un momento dulce cuando aún le quedan algunos conciertos para terminar la gira de Pequeño, su primer disco en solitario y punto de inflexión en su trayectoria (el próximo viernes 23 volverá a comparecer en el Auditorio Municipal de Málaga, donde ya actuó el año pasado). En pleno paraíso, en Punta Cana, el ex cantante de El Canto del Loco participó recientemente en Desalia, un festival donde se fusionan temas pop con música electrónica. Dani Martín celebró en este lugar privilegiado del Caribe su 35 cumpleaños sobre el escenario, aportando los momentos más sentidos del festival. El recuerdo de su hermana, que perdió la vida de manera repentina, es permanente en sus conciertos. Ante la continua pregunta sobre si volverá El Canto del Loco, Dani lo tiene muy claro y reconoce que ahora le apetece componer todo el año e ir a su propio aire, aunque no lo descarta en el futuro.

-Desalia es principalmente un festival de música electrónica... ¿qué opina del éxito que tienen este tipo de temas?

-Creo que la música de un disc-jockey es mucho más universal. El dance es un ritmo primitivo que llevamos dentro; es como comenzamos a hacer música, dando golpes. Me mola la fusión entre esta música que está arriba del todo, la música electrónica, y el pop, donde nos hemos quedado rezagados.

-Y, ¿la escucha?

-A mí personalmente no me toca aquí dentro ni me genera sensaciones. Pero la realidad es que hoy en día llenar el Palacio de Deportes de Madrid es muy complicado y David Guetta llega al Fabrik -una discoteca en Madrid- y atrae a 18.000 personas a 90 euros la entrada. Habrá un porcentaje -de disc-jockey- que se quedará y habrá otro que será fugaz, una moda, como el pop en los años 80. Ahora los niños quieren ser disc-jockey, no quieren comprarse una guitarra.

-Continúa con la gira de Pequeño, su trabajo en solitario, ¿puede hacer balance?

-En esta gira, para mí la diferencia real con El Canto del Loco han sido los teatros, que te dan permiso para hacer un repertorio en el que no piensas tanto en los resultados, como cuando tenías 25 años, sino que te centras en lo que te va a generar. Ahora el escenario lo vivo más. Esta manera de hacer las cosas es más acorde con el momento que vivo.

-¿Cómo es ese momento?

-Tengo una sensación de placer en ese sentido bastante grande, tengo mi propia oficina con mis amigos. No tengo mánager ni lo quiero.

-¿Por qué prescinde demánager?

-Prefiero tener a mi madre que controle mis cuentas a que las controle un señor. Mi madre viaja conmigo no sólo por trabajo, sino porque me hace feliz, y a ella también.

-¿Tiene nuevos proyectos?

-Lo que tiene Pequeño es un momento muy concreto de mi vida. El nuevo disco, lo que estoy haciendo hasta ahora, del que tengo nueve temas, es muy emocional también, pero desde un lugar más alegre y más positivo.

-¿Echa de menos El Canto del Loco?

-No ha pasado demasiado tiempo como para echar de menos al Canto del Loco. El día que volvamos lo haremos porque nos apetece y ahora no me apetece .

-Y, ¿cuándo ocurrirá?

-De repente en Twitter me dicen "queremos un disco cañero", pero es que ahora no me sale hacer un disco como Zapatillas porque no sería de verdad. Me sale hacer lo que estoy haciendo.

-¿Qué papel cree que tienen las redes sociales?

-A veces en Twitter hay preguntas muy interesantes y suelen decirme que sólo contesto a los que me pican. Me parece más novedoso -las críticas- que el halago, que siempre está ahí y se agradece. Me hace gracia. Por ejemplo, cuando estaba en Venezuela, anuncié que ya me marchaba para Madrid; y un tipo dice "no te apresures, si te quieres quedar un tiempecito no pasa nada" [risas]. Al final nos hemos hecho amigos. Y de repente escribí otra vez "hoy he estado componiendo y no sale nada", y me contesta "no te preocupes, no fuerces". Para mí es una herramienta divertida y útil, me gusta estar en contacto con la gente.

-Cuando lee un periódico o ve las noticias en un telediario, ¿qué le preocupa más?

-La falta de verdad. Que no me cuenten las cosas como son.

-Una vez afirmó que no se siente representado por ningún partido político, ¿mantiene esa opinión?

-No me identifico con los políticos que nos representan. No veo una apuesta ni que piensen en nosotros. Sólo veo una apuesta para una cosa muy clara que es estar en el poder, pero no veo iniciativas dirigidas a la población para crecer. Lo que veo es a gente que quiere llegar a un lugar para que su partido domine. También es muy fácil criticar a los políticos, pero lo mejor sería ver una unión de ellos para que esa unión nos beneficie.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios