Alma de Elmore Leonard

  • 'Justified' se dispone a estrenar su quinta temporada como la mejor lectura del western contemporáneo

Con una bellísima melodía sureña que suena a revivir legendario, a leyenda reencarnada, comienza la popular canción que lanzó el documental ganador del Oscar Harlan County, USA, la versionada hasta la saciedad You'll never leave Harlan alive. En ella, un ente suspira entre los parajes de su tierra, y la anterior frase sentencia una vida, grabada en una lápida. De hecho, el destino juega a ser bastante irónico en dicho documental, donde la rabia toma posesión del hombre en un descarnado conflicto entre una poderosa compañía minera y los piquetes organizados por los desesperados trabajadores. Sobre este panorama, el difunto Elmore Leonard construyó un universo repleto de negritud, un pozo de ambición donde la vida y la muerte la deciden los sencillos clanes y patriarcados (matriarcados en la serie) criminales que se reparten el condado de Harlan, en Kentucky. Sin embargo, decide entregarle un salvador que reniega de unas raíces que le ligan a la fatalidad, al desamparo de un padre dedicado a numerosos trapicheos. El salvador huye para luego volver y madurar, convertir el egoísmo en una forma de irresponsabilidad que, en cierto modo, le permite obrar con eficacia. De esta forma, Leonard cimentó su creación más imponente en un justiciero casi mitológico, abandonado por su insensatez ante un mundo que agujerearía a balazos si pudiera. Justified recrea con una deliciosa narrativa este mundillo al que Leonard dio vida desde Pronto hasta Raylan, pues ofrece una visión cinematográfica de un héroe que en televisión aprovecha totalmente la capacidad de desarrollo emocional que se le permite. En menos de un mes, su quinta temporada llega la televisión estadounidense, mientras que en España, Calle 13 emite su por ahora excelente cuarta temporada, que ahonda en un conflicto generacional que expande temporalmente el universo de la serie.

A Raylan se le ha detallado como vaquero atemporal, como un tributo al clasicismo del western que bebe de la mejor novela negra y se inspira en las figuras más populares del género para reinventarse cada temporada. Su personalidad ha podido evolucionar desde la despreocupación del Gary Cooper de Solo ante el peligro hasta la sed de sangre del John Wayne de Centauros del desierto. Puede ser tan injusto consigo mismo como moralmente reprochable para/con los demás. La futura paternidad del personaje ha podido mermar su lanzado comportamiento, pero no ha apaciguado sus malas pulgas, casi heredadas de Harry el sucio. Por otro lado, su protagonista, Timothy Olyphant, madura a la vez que su personaje. Hasta ahora, ha conformado una interpretación que conjunta una agradable chulería con un enorme respeto por un plantel secundario que no le anda a la zaga. Su némesis, un Walton Goggins superlativo, adicto a los monólogos al más puro estilo de George V. Higgins (hacia el que Leonard mostraba un enorme respeto), se mueve a su alrededor como una ánguila eléctrica, con la que a uno no le importaría tener una extensa conversación sobre fraudes religiosos y falsos profetas. Toda la serie gira sobre unos personajes que creen conocer el mundo mejor de lo que se conocen a sí mismos, de muertes que definen a todo un condado, que sufre dolorosamente por la familiaridad con la que los viejos criminales les tratan, y porque saben que su ida solo puede traer una tempestad impredecible.

Narrada con intensidad, con un pulso televisivo que se acerca maravillosamente al mejor western contemporáneo, Justified sopesa sus sobrios momentos de acción con una atmósfera que sabe a las viejas glorias del género, que las homenajea, pero de las que también demuestra haber aprendido. En su día, Olyphant dijo que Justified no era un western. Si no lo es, es porque reivindica sus raíces, que enredadas en la actualidad y reinterpretadas, funcionan como uno de los productos más adictivos de la televisión mundial, aunque permanezca injustamente a la sombra de los grandes proyectos televisivos que acaparan una audiencia que no está dispuesta a complicarse. Pero para aquel que lo desee, que tenga en cuenta que ver Justified, it's justified.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios