Almodóvar y Urbizu, favoritos a los Goya con 16 y 14 nominaciones

  • 'Blackthorn', de Mateo Gil, opta a los galardones en 11 categorías, mientras que 'La voz dormida', de Benito Zambrano, lo hace en nueve.

Tras su reingreso en la Academia de Cine, Pedro Almodóvar ha recibido una "bienvenida generosa", en palabras de su hermano Agustín, al ser La piel que habitonominada a 16 premios Goya y alzarse como favorita por delante de No habrá paz para los malvados y la sorpresa de esta edición, Blackthorn.

"Pedro está en Nueva York y ni con el jet lag se ha despertado, pero se va a llevar una gran alegría", ha explicado en la sede de la Academia de Cine su hermano y productor de la cinta, Agustín Almodóvar, que ha celebrado la lluvia de nominaciones para La piel que habito y confesado que le admira "todavía más" tras una cinta "más arriesgada que ninguna otra" en su carrera.

Almodóvar, que ya venció en los Goya con Mujeres al borde de un ataque de nervios, Todo sobre mi madre y Volver y se fue de vacío con Atame y Hable con ella, compite por los premios de mejor película y director con No habrá paz para los malvados, de Enrique Urbizu; La voz dormida, de Benito Zambrano, nominada en nueve categorías; y Blackthorn, de Mateo Gil.

Frente a la dramática claustrofobia de La piel que habito, Urbizu acapara catorce nominaciones con un thriller expuesto al sol de justicia del extrarradio madrileño, Zambrano opta a nueve premios por su visión femenina de la posguerra española en La voz dormida y Gil se atreve con el western en Blackthorn, que es finalista en once categorías.

Urbizu se ha mostrado "muy a gusto" con las 14 nominaciones y augurado que "algún premio caerá". El director se ha mostrado agradecido a los académicos por haber nominado una película "a priori tan dura, con un personaje tan árido" interpretado por José Coronado, que hace, según el realizador, "un pedazo de trabajo".

No habrá paz para los malvados tiene su principal baza en la interpretación de Coronado como un policía heterodoxo, que se enfrentará a un vulnerable psicópata interpretado por Antonio Banderas en el film de Almodóvar; al hispanoalemán Daniel Brühl de Eva-título omnipresente en los apartados técnicos hasta lograr 12 nominaciones- y el habitual Luis Tosar por Mientras duermes.

No han entrado ni Sam Shepard ni Eduardo Noriega, pese al gran éxito de su careo interpretativo en Blackthorn, película que podría repetir la gesta de Pa negre y redimir a su director de un resultado más que discreto en la taquilla. "Dada la poca respuesta en taquilla, que había hecho que ni siquiera la gente de la industria viera la película porque desapareció enseguida de las carteleras, no esperaba esto", ha explicado Gil, que conoce los Goya de cerca gracias a sus trabajos en los guiones de las películas de Alejandro Amenábar.

Blackthornvolverá ahora a los cines con 300 copias para disfrutar del efecto Goya y lo mismo sucederá con La voz dormida, de Benito Zambrano, que ya sabía de su empatía con los académicos pues había entrado como precandidata a representar a España en los Oscar.

La adaptación del libro de Dulce Chachón ha colocado a muchos miembros del reparto en liza para varios premios: la sevillana María León, actriz revelación; Anna Wagener, actriz secundaria; Marc Clotet, actor revelación e Inma Cuesta, actriz principal. "Estoy muy contento porque para mí en una película lo más importante es el guión y el reparto", ha dicho Zambrano, que ha considerado el anuncio de los Goya como "el mejor regalo de estas Navidades".

Inma Cuesta, encargada hoy de anunciar los finalistas, tiene dura competencia: Elena Anaya, por tomar el relevo de Penélope Cruz como musa de Almodóvar; Verónica Echegui, como tabla de salvación de Katmandú, de Icíar Bollaín, y la mexicana Salma Hayek, por La chispa de la vida, de Álex de la Iglesia.

Bollaín y De la Iglesia, exvicepresenta y expresidente de la Academia de Cine respectivamente, no han repetido suerte este año y han pasado a la categoría de grandes olvidados, junto a Mientras duermes, de Jaume Balagueró, y No tengas miedo, de Montxo Armendáriz, que han tenido tan solo una nominación para sus intérpretes.Torrente 4, a pesar de haber salvado los resultados de la taquilla del cine español en 2011, ni siquiera ha sido incluida en los apartados técnicos.

Junto a Wagener, las nominadas a la mejor actriz secundaria son Maribel Verdú, por De tu ventana a la mía; Pilar López de Ayala, por Intruders, y Goya Toledo, por Maktub. Al premio al mejor actor secundario opta el otro encargado de anunciar hoy las nominaciones, Lluís Homar, por interpretar a un robot en Eva, y compite con Juan Diego por el general Armada del 23F: la película; Raúl Arévalo por Primos, y Juanjo Artero por No habrá paz para los malvados.

La XXVI edición de los premios Goya celebrará su gala de entrega el 19 de febrero en el Palacio Municipal de Congresos de Madrid, donde Eva Hache tomará el relevo a Andreu Buenafuente como maestra de ceremonias.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios