Álvarez como Verdi

  • de citas con la lírica del compositor italiano · Entre sus plazas están Viena, París, Bari y el Covent Garden

Considerado la mejor voz para las partituras de Giuseppe Verdi, Carlos Álvarez (Málaga, 1966) ocupará el calendario laboral de 2009 con su compositor de cabecera.

Hace 13 años que el barítono se sube a los escenarios de Viena para participar en su temporada lírica. Y el año que entra acudirá fiel a su cita, esta vez con Un ballo in maschera, la ópera con la que el Teatro Real inauguró su temporada el pasado 28 de septiembre y de la que el malagueño se tuvo que ausentar por una laringitis aguda. El mismo motivo que le impidió el pasado 10 de noviembre subirse al escenario del Palau de les Arts Reina Sofía de Valencia para interpretar Luisa Miller. Tras un mes de reposo, el artista se reencontrará con Verdi y una de sus composiciones más difíciles el próximo 31 de enero en el Teatro de la Ópera de Viena.

El año pasado, Álvarez no encontró hueco en su agenda para subirse al Teatro Cervantes pero en 2009 lo ha conseguido. En febrero le tocará hacer las maletas para regresar a su Málaga natal y comenzar los ensayos de Marina, una nueva producción del Teatro Cervantes y la Pondazione Pergolesi Spontini. Se trata de una ópera en tres actos con música de Emilio Arrieta, estrenada en 1855 como zarzuela en el Teatro Circo Price de Madrid, y en 1871 como la única ópera española que se representó en el Teatro Real. Llegará a Málaga los días 27 de febrero y 1 de marzo.

Ese mismo mes el barítono volverá a viajar con su voz, esta vez al Teatro de La Ópera de la Bastilla de París para preparar una de sus piezas más aclamadas, Macbeth de Verdi que representará durante todo el mes de abril. En 2004, Álvarez debutó con esta composición en la piel de un Macbeth ambientado en la Primera Guerra Mundial, dirigido por López Cobos en la única ópera de Verdi que le quedaba por dirigir.

Y de París a los Emiratos Árabes. Al barítono le esperan en mayo para participar en una gala en  Abu Dhabi. En julio le aguarda una de las grandes citas del año. Se subirá a la Royal Opera House de Londres (también conocido como el Covent Garden) de nuevo con Un ballo in maschera que se instalará en el teatro durante todo el mes de julio.

Antes de tomarse un merecido respiro durante el mes de agosto, el malagueño tiene por medio dos nuevas galas, con fecha y repertorio aún por concretar. Será en El Escorial y en Nerja, posiblemente para participar en el 50 aniversario del Festival Cuevas de Nerja.

En septiembre de 2009 volverá a echar mano de su agenda, y a hacer las maletas con el libreto de Macbeth dentro. Del 10 al 30 vuelve a prestar sus cuerdas vocales al guerrero de Shakespeare en el Teatro de la Ópera de Bari (Italia).

En octubre el barítono seguirá en Italia pero se trasladará a Turín para interpretar durante todo el mes en el Teatro de la Ópera al personaje de Giorgio Germont en La Traviata .

El resto del año algunos de los compromisos de Carlos Álvarez con la lírica están aún por determinar. Según fuentes cercanas al artista, a principios de noviembre estará en Valencia y del 20 de noviembre a finales de diciembre le reclama de nuevo Viena para recuperar Simone Boccanegra, La Forza del Destino (con la que ya acudió a la capital austriaca el pasado año) y repetirá Un ballo in maschera.

Distinguido con la Medalla de Oro al Mérito en Bellas Artes en 2003, El pasado 2007 Carlos Álvarez y  Montserrat Caballé fueron galardonados con el título de Kammersänger de la Ópera del Estado de Viena. La traducción literal de este título, que no tiene equivalente en español, es Cantante de Cámara. Se trata de una de las distinciones honoríficas austríacas vinculadas con la época del imperio austrohúngaro.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios