Andalucía pierde en tres años el 12,4% de sus espectadores de teatro

  • Según los datos del anuario de la SGAE concretados para la comunidad, la asistencia a espectáculos de danza y música clásica cayó un 23,6% en el mismo periodo, la relativa a la ópera un 16,7% y la del cine un 10,15%

La subida del IVA que se hace efectiva hoy tendrá una incidencia evidente en el consumo de productos culturales. Pero lo que acontezca a partir de ahora, con su lógica tendencia negativa, tendrá más de continuidad que de distinción. El anuario de la SGAE correspondiente a 2011, presentado recientemente, manifiesta pérdidas notables de públicos y audiencias en actividades escénicas, conciertos, salas de cine y otros espectros culturales, incluidos radio y televisión (ésta es el único soporte que gana adeptos) en los últimos tres y cuatro años. Los datos concretos de Andalucía son aún más nefastos, como se desglosa a continuación. La conclusión primera es que el actual modelo de producción cultural no funciona. Pero tampoco parece que haya demasiadas ideas para adoptar una alternativa.

Así, en cuanto al teatro, Andalucía perdió en 2011, respecto a 2008, un 17,67% de representaciones, un 12,37% de público y, respecto a 2009, un 14'32% de ingresos en taquilla. Los datos en cuanto a espectáculos de danza son aún más desoladores: en 2011, el número de representaciones respecto a 2008 cayó un 24,03%, la afluencia de público un 23,58% y los ingresos en taquilla un 32,32%. Sólo respecto a 2010, la pérdida de espectadores se cifra en un 11,58% y la de funciones en un 2,84%. En este campo, aunque el panorama que revelan los números es así de gris, la caída en Andalucía presenta una incidencia menor que en el conjunto de España, donde, en 2011, y con respecto a 2007, se perdieron el 37,9% de las representaciones, el 29% de la afluencia de público y el 38% de los ingresos en taquilla. Con respecto a los espectáculos de ópera y zarzuela, en 2011 se celebraron un 28,79% menos de representaciones que en 2007, la asistencia se resintió en el mismo periodo hasta un 16,69% menos y la taquilla recaudó hasta un 26,8% menos sólo con respecto a 2010. En cuanto a la música clásica, los descensos en Andalucía fueron bastante más abultados que en el total del territorio nacional: el número de conciertos cayó en 2011 un 25,72% respecto a 2008, la afluencia de público un 23,58% en el mismo periodo y los ingresos en taquilla un 11,57% (si se comparan con los datos de 2007, la caída en este segmento alcanza el 30,14%). El balance referente a la música popular es también negativo, muy especialmente en lo que se refiere a las audiencias: en 2011 se perdieron en Andalucía el 7,61% de los conciertos, el 26,29% del público y el 3,89% respecto a 2008. En cuanto a la música grabada, durante 2011 la recaudación fue (el total del mercado físico y el mercado digital) de 159,80 millones de euros, un 10,73% menos que en 2010.

Especialmente reveladores son los datos referentes a las salas de proyección cinematográficas: en 2011 se contabilizaron un 12,87% menos de funciones y un 10,15% menos de espectadores respecto a 2008. La recaudación fue un 6,41% mayor que en el mismo año, pero un 3,12% menor que en 2009. El volumen de mercado del cine doméstico (DVD y Blu-ray) cayó un 69,6% en 2011 respecto a 2007. El promedio de minutos diarios frente al televisor por habitante creció de los 227 de 2008 a los 239 de 2011. Y el porcentaje de radioyentes cayó un 18'2% en el mismo periodo. Así, que salvo la caja tonta, la crisis de la cultura viene de lejos. El IVA será la nefasta puntilla.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios