Los Dólmenes, Patrimonio Mundial de la Unesco

Antequera vivió con expectación la declaración de los Dólmenes

  • Los representantes de la Junta siguieron el encuentro del Comité de Patrimonio Mundial en Estambul desde el complejo y los municipales desde el Museo de la ciudad

La actividad en el centro de recepción de visitantes de los Dólmenes de Antequera no paró ayer desde primera hora de la mañana, con la llegada de diferentes representantes políticos de las diferentes administraciones. A ellos se sumaron un importante número de ciudadanos que tampoco quisieron perderse la posibilidad de vivir in situ y en directo un momento tan importante como la declaración de este complejo megalítico como Patrimonio Mundial por parte de la Unesco.

Y es que durante la mañana también se realizó un conexión con la consejera de Cultura de la Junta de Andalucía, Rosa Aguilar, que recibía desde Antequera el cariño y el ánimo de todos los presentes, convencidos de que la esperada noticia se produciría a primera hora de la tarde, como así de hecho terminó ocurriendo. Mientras, en el interior del centro de visitantes y sus alrededores la comitiva política era la protagonista, con una gran expectación a la espera de noticias llegadas desde Turquía, en los monumentos las visitas no paraban de producirse. Entre ellos algunos antequeranos que querían realizar una última visita antes de la declaración. Fue el caso de Manuel y Pedro, que visitaron la cueva de Menga como se conocía en el pasado a este monumento megalítico. A sus puertas recordaban las escapadas desde el instituto situado en sus proximidades y los buenos ratos que habían pasado en el complejo. Batallas de dos antequeranos que ayer quisieron hacer una última visita antes de que aquella cueva que guarda diferentes vivencias de juventud se convirtiese en Patrimonio Mundial.

En otros casos los visitantes llegaban de fueran y querían estar presentes en un día tan importante para el complejo, al tiempo que se interesaban por el hecho diferenciador de que les ha llevado a formar parte de esta selecta lista distintiva. "Es impresionante", señalaba otra de las visitantes.

Por su parte, en el dolmen de Viera buscaban la entrada de los rayos solares en su interior y observar la cámara que se encuentra al fondo del dolmen.

Todo ello entre un continuado ir y venir de preparativos, que incluyeron una alfombra roja a las puertas del dolmen de Menga, que los operarios prepararon a primera hora a la espera de que por la tarde acogiese el acto de celebración de la consecución de la declaración.

Ya por la parte, tras la parada del mediodía, la alegría se disparaba sobre las 15:00, cuando en Estambul el comité del Patrimonio Mundial ratificaba el sí del panel de expertos y los Dólmenes, la Peña de los Enamorados y El Torcal se convertían en Patrimonio Mundial. Una alegría también se desbordó en el museo de la ciudad, que fue habilitado por el Consistorio para que los ciudadanos pudiesen seguir en directo la declaración.

La alegría se disparó al mismo tiempo en el complejo de los Dólmenes y en el museo de la ciudad, lugar que eligió el Ayuntamiento para esperar la noticia y al que acudieron un número importante de antequeranos. Además, en las calles también se pudieron escuchar vehículos pitando para celebrar la consecución de la declaración de Patrimonio Mundial por parte del complejo megalítico. Una declaración que también incluye a la Peña de los Enamorados y El Torcal.

Conseguida la declaración, el consejero de Empleo, José Sánchez Maldonado, y el delegado del Gobierno andaluz, José Luis Ruiz Espejo, junto con la viceconsejera de Cultura, Marta Alonso, y delegado del Gobierno andaluz en Málaga, celebraron la noticia y posteriormente inauguraron el libro de visitas, tras lo que se desplazaron hasta el dolmen de Menga y posar con unas letras que configuraban la nueva denominación Patrimonio Mundial. Un cuarteto de cuerda interpretó allí los Himnos de la Alegría (Unesco), Andalucía y España, tras lo que se realizó la primera visita al dolmen ya con su nuevo reconocimiento.

Otras autoridades que compartieron el momento en Antequera fueron el presidente de la Real Academia de San Telmo, José Manuel Cabra de Luna; el presidente de la Autoridad Portuaria de Málaga, Paulino Plata; el director general de Innovación Cultural y del Libro de la Junta de Andalucía, Antonio Lucas; la directora del Archivo Histórico Provincial de Málaga, Esther Cruces; el arqueólogo Manuel Corrales; el senador Antonio Morales; Juan Benítez, de la Real Academia de Nobles Artes de Antequera; el director del Museo Arqueológico de Granada, Isidro Toro; la directora general de Bienes Culturales y Museos de la Junta, Araceli García; y alcaldes de municipios cercanos, entre muchos otros. 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios