Aplama reúne la semilla y el árbol

  • La Asociación de Artistas Plásticos exhibe en el Hotel Molina Lario los trabajos de 120 creadores emergentes integrados en cinco grandes murales y 19 obras de pintores consagrados de la provincia

"El arte es la última expresión de la sociedad civil". Paco Jurado, responsable e impulsor de la Asociación de Artistas Plásticos de Málaga (Aplama), se paseaba en la mañana de ayer por el Hotel Molina Lario esperando a los periodistas. A cualquiera que le daba por asomarse le soltaba sin contemplaciones su discurso cívico, lleno de un compromiso democrático para cuya expresión ha optado por el dibujo, la pintura, el grabado, la escultura, las técnicas de quienes ansían inventar lo innombrable. Por eso, ayer, Aplama inauguró en el mismo hotel una exposición cargada de significados y dividida en dos partes, una dedicada a 120 artistas emergentes, miembros de la asociación, y otra que recoge 19 piezas de creadores consagrados y de renombre nacidos o vinculados a la provincia.

"Para los nuevos artistas hemos optado por obras de pequeño formato, de 27 por 35 centímetros, pero integradas en cinco murales de dos metros de largo por uno de alto", explicó ayer el propio Jurado. "Todos ellos corresponden a miembros de nuestra asociación, gente nueva en esto de las exposiciones; entre ellos hay algunos titulares de la beca Picasso, pero lo más variado es el abanico de estilos: desde lo abstracto a lo figurativo, aquí se ve de todo". En la segunda sección se presentan obras de Eugenio Chicano, Jorge Lindell, Enrique Brinkmann, Evaristo Guerra, Elena Laverón, Pepe Bornoy, Paco Hernández, entre otros referentes de la creación malagueña, que pueden adquirirse por cuantías que oscilan entre los 400 y los 2.000 euros. Las obras de la primera sección, la de Aplama, presentan un precio común de 200 euros. "Si vendemos al menos el 80% de la obra, el 10% irá destinado a la Asociación de Esclerosis Múltiple", subrayó Jurado. La inauguración contó anoche con la presencia del viceconsejero de Cultura de la Junta de Andalucía, José María Rodríguez.

Esta disposición de la muestra tiene un sentido evidente. "En Aplama creemos que el arte tiene que hacerse desde la base", apuntó Paco Jurado. "A través de esta exposición, la gente tiene la oportunidad de ver que el arte puede ser efímero o no. Están todas las tendencias imaginables, de hecho no hemos podido incluir muchas por cuestión de espacio", detalló este aliado de los nuevos nombres del arte, quien además recordó que en Aplama "somos ya casi 600 miembros. El 40% de ellos son norteamericanos, latinoamericanos, asiáticos y centroeuropeos que viven en la provincia, así que constituimos una imagen válida de la Málaga diversa y multicultural. Por eso representamos a la sociedad civil", insistió.

¿Y con respecto a los maestros? "Hombre, podíamos haber expuesto algo de Revello de Toro, pero preferimos las vanguardias". Pues eso. Oído cocina.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios