Arquitectos debaten sobre el futuro urbanístico de Málaga

  • El Auditorio no se levantará en un buen sitio según San Martín

Comentarios 2

Para entender el presente arquitectónico y urbanístico de Málaga, y el futuro al que tiende, hay que mirar su pasado. Y las conclusiones son reveladoras. "Málaga es una ciudad ausente de tratados urbanos regulares básicos que hubieran permitido una extensión hacia el valle del Guadalhorce más racional, que hubiese respetado el paisaje de colinas y promulgado una fachada marítima de mayor calidad", dijo el decano del Colegio de Arquitectos Francisco San Martín en la mesa redonda Presente y futuro arquitectónico en Málaga. Esta ponencia, organizada por la Fundación Bombay Sapphire dentro de la exposición de diseño que Javier Mariscal inauguró el pasado sábado, contó también con la participación de María Eugenia Candau y Eduardo Rojas.

"Málaga ha ido desmantelando su propia historia", consideró San Martín y esta "torpeza urbanística", falta de conocimiento o simple especulación han propiciado el perfil de la ciudad que vivimos hoy, en la que se están haciendo operaciones urbanas "muy disonantes", como la de Tabacalera, que no se han sacado a debate público. Las zonas de expansión -Teatinos y alrededores del Martín Carpena, como principales- están generando una "arquitectura correcta" pero unos "espacios sin vida", sin lugares para la interrelación, apuntó el decano del Colegio de Arquitectos de Málaga. "Se está haciendo una arquitectura más cuidada, con más orden y calidad pero que no ayuda a construir una ciudad más bella", subrayó San Martín, que criticó el miedo que existe en el planeamiento a colocar grandes alturas, "estamos construyendo una ciudad muy plana".

A esto hay que añadirle, según el arquitecto, algunos equipamientos futuros que nacen ya con mal pie. "No me parece un buen sitio para el Auditorio, es una tierra de nadie cuyas vistas van a ser el depósito de contenedores que va a tener enfrente", recalcó San Martín. También la intención de construir al norte de la ronda puede resultar nocivo para el perfil de la Málaga futura. "No todo hay que llenarlo de casas, la ciudad debe tener unos límites y eso forma parte de su cultura", añadió.

Otro de los temas relevantes para este arquitecto es el caso del edificio de la Equitativa, "que está siendo abandonado", obligando a sus inquilinos a dejar los alquileres. Los rumores apuntan, dijo San Martín, a que en el lugar de este edificio emblemático se quiere hacer una torre diseñada por un prestigioso arquitecto.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios