Arrieritos baila en el Teatro Cánovas la tragedia de las '13 rosas'

  • La compañía representa hoy y mañana el montaje estrenado en 2005, que mereció el año pasado dos Premios Max

El 5 de agosto de 1939, unas 60 personas fueron fusiladas contra las tapias del cementerio madrileño del este. Un día antes, en un juicio de pura parodia, se les acusó de haber perpetrado un atentado contra un comandante de la Guardia Civil, pero el verdadero motivo de la ejecución fue su pertenencia a las Juventudes Socialistas Unificadas, organismo que pretendieron recomponer en el Madrid caído ante las tropas franquistas. Entre los ajusticiados había 13 mujeres, de las que la mayoría eran menores de edad. El episodio, uno de los más trágicos de la Guerra Civil, ha inspirado en los últimos años diversas producciones artísticas; entre ellas se encuentra el montaje 13 rosas de la compañía Arrieritos Danza, estrenado en 2005 y merecedor el año pasado de los Premios Max a la Mejor Coreografía y al Mejor Espectáculo de Danza. Hoy (a las 21:00) y mañana (a las 19:30), la agrupación levanta esta tragedia en las tablas del Teatro Cánovas.

Uno de los directores de esta obra, Florencio Campo, explicó ayer que 13 rosas es un montaje "de encuentro entre distintas artes y personas", ya que reúne la danza contemporánea, el flamenco y la interpretación dramática "para contar la historia tal y como queríamos". De hecho, Campo destacó la presencia de una cantaora (junto a las trece actrices y bailarinas que encarnan a las protagonistas y dos músicos) porque "éste es un trabajo en el que hay que decir lo que se dice con las tripas, no sólo con la intención de hacer pasar un buen rato al público, y el flamenco constituye para nosotros un instrumento idóneo para gritar desde el alma".

Por su parte, la bailarina malagueña Patricia Torrero, que participa en el montaje, explicó ayer tras enviar efusivos saludos a Remedios Ramos que para la producción de 13 rosas "nos apoyamos mucho en la novela del mismo nombre de Jesús Ferrero, y en el libro 13 rosas rojas de Carlos Fonseca, aunque la película de Martínez-Lázaro es posterior a esta obra; de todas formas, quienes más nos ayudaron fueron las personas que conocieron a las protagonistas y nos desvelaron su experiencia y todo lo que compartieron con ellas".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios