Arte gráfico de un país en transformación

LA obra gráfica de Antonio Saura, Chillida, Pablo Palazuelo, Susana Solano, Tàpies y el Equipo Crónica, entre otros muchos, integra la colectiva Tiempos de cambio. Arte gráfico español de los 80. Muchos nombres relevantes para un total de 27 artistas con material en la colección Rama-Anda, expuesta al público en el Rectorado (Avda. Cervantes, 2) hasta el 5 de marzo. Una colección privada de la que se han extraído litografías, serigrafías, aguafuertes, collages… Que componen parte del activo gráfico de creadores que definieron, estéticamente, un tiempo y un país. Un tiempo en ocre, el tardofranquista, que encontró en la irreverencia pop del Equipo Crónica la conexión con la modernidad exterior (incluida la exiliada, aquí simbolizada en su Homenaje a Picasso, de 1975). Una España en transformación, como la que atañe a los creadores: Antonio Saura y el minimalismo monstruoso de Nombre de curés (1977). Rafael Canogar, compañero de armas de Saura en el colectivo artístico de nuestra posguerra -El Paso- también se incluye en la muestra (con grabados dedicados a Julio González). Otro homenaje, aquí a Joan Prats (Gravitación), es el que realiza Eduardo Chillida en una litografía de 1987 que juega con el papel recortado, al igual que Susana Solano en Pa, pe, pi, po, pu (1990), epílogo cronológico de una propuesta dominada por el geometrismo y la abstracción. Puede comprobarse si se contemplan las serigrafías de Rafael Lafuente (1985), inmerso en una rigurosidad geométrica que comparte con Pablo Palazuelo y su Sigilia III (1977): un grabado con relieve que llama poderosamente la atención. Tanto o igual que Tàpies y la litografía procedente de la serie Als mestres de Catalunya (1974), una apasionada declaración de amor patrio -que contrasta con lo grisáceo de un espacio bastante desangelado-.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios