música Crónicas de espectáculos

Ausente, que no olvidada, Marisol

  • Un gran elenco de artistas locales homenajearon ayer en el Teatro Cervantes a la cantante y actriz malagueña que agradeció el evento a través de una carta

Pop, jazz, rock, copla, flamenco y rap pasaron ayer por el mismo filtro, Marisol. El Cervantes se llenó -por completo- de espectadores para escuchar de voz de varios artistas malagueños las canciones de Pepa Flores. Un omnipresente Javier Ojeda (presentó, cantó e incluso hizo los coros de muchos de los temas) había organizado una gala que homenajeaba a la niña prodigio de una España bastante gris que luego pasó a ser icono progre de los 70.

La plana mayor de artistas locales se subió al escenario para, cada cual con su estilo, repasar la carrera de la malagueña. Tras la apertura de Javier Ojeda, Gema Cuéllar abrió el telón de un espectáculo que se alargaría casi tres horas y que haría las delicias, como los clasificó Ojeda, de los "marisoleros".

Aurora Guirado se desvivió con el tema Te tengo, que compuso ella misma y al que Marisol había puesto voz. Al grito de Ven ven, que también cantó Guirado, las Caramala hicieron acto de presencia en el patio de butacas. Recorrieron el teatro derrochando gracia y desparpajo. Una vez en el escenario y con la intención de "ponerle el puntito de actriz", según espetaron ellas mismas, se apresuraron en explicar que cada una representaba una etapa de Pepa Flores. El icono infantil, el icono pop y el icono progre quedaron retratados tras su pequeño espectáculo.

Así, una tras otra, se fueron sucediendo las actuaciones de Toni Zenet, La Cena, María Lozano y Nuria Martín. Cada uno con su estilo, como lo hiciera también Irene Lombard con la Bossa Nova, fueron transcurriendo las canciones y las imágenes de Pepa Flores que se proyectaban en una pantalla situada tras los músicos.

Si varias actuaciones sorprendieron por inusuales, el vídeo que protagonizaron algunas de las figuras más representativas de la ciudad impresionó a más de uno y más de dos. El alcalde, Francisco de la Torre, futbolistas del Málaga como Isco y Joaquín y cantantes como Pasión Vega y Pablo Alborán se fueron dando paso al soniquete de Tengo el corazón contento.

Deja de llorar fue cantada por Genara Cortés y tras ella, Ojeda puso voz a unas palabras que Pepa Flores quiso hacer llegar al público. "Eternas y silenciosas gracias", concluyó.

De nuevo, una actuación se fue encadenando a otra y Dry Martina dio paso a Zenet, Modern Monroe a Gordo Master y Little Pepe. Así, hasta llegar a Celia Flores que puso voz, como antes hubiera hecho su madre, a los versos de Alberti Háblame del mar marinero.

Tengo el corazón contento cerró la velada con todos los artistas en el escenario y un público totalmente entregado. Málaga rindió homenaje así a una ausente, que no olvidada, Pepa Flores.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios