Austral celebra el centenario del Premio Nobel egipcio Naguib Mahfuz

  • La editorial reedita las mejores obras del autor, que cumpliría mañana 100 años

La editorial Austral reeditará una selección de las mejores obras del egipcio Naguib Mahfuz, el único escritor en lengua árabe premiado con el Nobel de Literatura (1988), con motivo del centenario de su nacimiento, que se cumplirá mañana, 11 de diciembre.

De este modo, se recuperan su célebre Trilogía de El Cairo, escrita entre 1956 y 1957 (Entre dos palacios, Palacio del deseo y La azucarera), y también Hijos de nuestro barrio, que le valió el reconocimiento mundial, a pesar de que, paradójicamente -recuerda la editorial- está prohibida en Egipto desde 1959.

Mahfuz, nacido en Gamaliyyah, un barrio antiguo de El Cairo, publicó más de una treintena de obras entre novelas y relatos, la mayoría de los cuales han sido adaptados al cine, al teatro o a la televisión. Autor de novelas universales, como El callejón de los milagros o El ladrón y los perros, Mahfuz, que se ha ganado el apelativo de padre de la prosa árabe contemporánea, simboliza la literatura comprometida con la convivencia entre las culturas musulmana y cristiana.

Su Trilogía narra las vicisitudes de una familia egipcia desde principios del siglo XX hasta los años cuarenta, y constituye el retrato de El Cairo por excelencia, una visión a un tiempo lúcida y cáustica que ha trascendido épocas y fronteras.

Poco después, en 1959, Mahfuz empezó a publicar por entregas la novela Hijos de nuestro barrio en el periódico semioficial del régimen del país. Bajo la apariencia de un ingenuo relato, plantea el problema, también cotidiano y aún sin resolver, de la jerarquización social, del poder y el orden en el mundo, sujeto a intermitentes propuestas idealistas de mejora. La novela sólo llegó a publicarse como libro en 1967 en Beirut, y actualmente sigue prohibida.

El autor, hostigado por los fundamentalistas de su país, vio deteriorarse su salud en 1994 después de ser atacado, a los 83 años, por un grupo de integristas islámicos. Tras el atentado se vio obligado a vivir prácticamente recluido en su hogar, donde, a pesar de todo, siguió escribiendo hasta su muerte en 2006, a los 94 años.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios