'¡Ay, Carmela!' regresa a escena de la mano de Andrés Lima

  • El Teatro Reina Victoria de Madrid estrena una versión musical de la obra de José Sanchis Sinisterra protagonizada por Inma Cuesta.

Carmen Maura la hizo en cine y Verónica Forqué en teatro, pero "la auténtica Carmela" de la tragicomedia ¡Ay, Carmela! es Inma Cuesta, protagonista de la primera versión musical de la obra de José Sanchis Sinisterra, "muy contento" con el resultado, según su director, Andrés Lima. "Ya la ha visto y está muy contento", aseguró Lima, que no estaba "nervioso" ante lo que pensara el autor (Valencia, 1940) sobre su propuesta, que se estrenó anoche en el Teatro Reina Victoria de Madrid, pero, compara, "es como si Shakespeare fuera a ver 'Hamlet'". Le hizo "sugerencias" que ya ha asumido -"para algo he sido su ayudante y él mi maestro"- pero no quiere revelar de qué se trataba porque, se ríe, son "cosas" entre ellos.

¡Ay, Carmela! es "un icono contemporáneo" del teatro español, describe, y su afán ha sido "intentar no defraudar", un objetivo que cree "cumplido" porque cada "preestreno" de los tres que han hecho ya "ha crecido" respecto al anterior. La travesía comenzó por el empeño del productor de la película, Andrés Vicente Gómez, cada vez más volcado en el teatro, en llevar la obra a escena, una idea que "encantó" a José Luis García Sánchez, autor de la adaptación, y a Lima (fundador del grupo teatral Animalario), para la dirección escénica, y en la que han embarcado a un "equipo de oro".

Si Inma Cuesta es Carmela, Javier Gutiérrez (también actor de Animalario) borda el personaje que hizo en cine Andrés Pajares y sobre las tablas José Luis Gómez y Santiago Ramos, entre otros. A ellos se une un personaje "inventado", el que tiene la "maravillosa" Marta Ribera, que guía a los espectadores por la historia de España y por la de los protagonistas. "Lo que buscaba era conservar la emoción que tiene la función a través del musical, porque ese género tiene sus pros y contras. No puedes poner a alguien que está emocionado porque le van a fusilar a cantar. Creo que lo hemos resuelto con la música como vehículo abstracto directamente visceral", dice Lima. Para conseguir que ¡Ay, Carmela!, en la que se interpretan 18 temas, tuviera "un grado fuerte de emoción" ha tenido que trabajar "un delicado equilibrio" rítmico en escena y contar con unos protagonistas que fueran no solo buenos actores sino buenos cantantes, y que se movieran "con gracia", algo, afirma, "que poca gente puede hacer".

Lima está especialmente satisfecho con la labor del músico y compositor Joan Valent y la de Víctor Manuel, Pedro Guerra y Vanesa Martín, autores de varias de las canciones que se interpretan. Esa música "contemporánea" y "sorprendente" se trufa con temas de la época como El paso del Ebro, Suspiros de España, el Himno de la Legión, Jarama Valley, ¡Que viene el coco!, Café de Chinitas, Funiculí, Funiculá y Espada triunfadora, entre otros temas propios de la memoria sentimental de España.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios