El Ayuntamiento acuerda la continuidad del cine Albéniz a cinco días de su cierre

  • Urbanismo tenía previsto hacerse cargo del local el día 27, pero ayer decidió dejarlo en manos de la empresa durante al menos dos meses más · Los trabajadores habían anunciado horas antes la clausura para el lunes

La jornada de ayer resultó un verdadero sinvivir para los responsables y empleados del Albéniz Multicines. A primera hora de la tarde, junto al envío habitual de la próxima cartelera, los trabajadores informaban del cierre de la sala a partir del próximo lunes "por expropiación municipal". Se cumplía así el anuncio que el alcalde, Francisco de la Torre, realizó el pasado febrero. Para elaborar esta información, este periódico consultó al concejal de Urbanismo, Manuel Díaz Guirado, quien confirmó la expropiación y la existencia de un proyecto de reforma del inmueble, todavía en curso y sin fecha prevista para su término y ejecución. Sin embargo, sólo algunas horas después, el mismo edil se puso en contacto con la redacción para anunciar que, según se acababa de acordar, el Ayuntamiento dejará el Albéniz en manos de la empresa (la cadena de multicines Alfil) durante al menos otros dos meses, "hasta que el proyecto de reforma esté más avanzado", con el fin de evitar que el local "permanezca cerrado más tiempo del necesario".

El encargado de la sala, Juan Reina, explicó ayer que el proceso de expropiación se había acelerado en los últimas semanas: el pasado día 8, Alfil recibía un ultimátum desde el Ayuntamiento de Málaga, por el cual el día 27 de este mes el inmueble pasaría a todos los efectos a manos municipales (en realidad, la titularidad ya venía siendo pública desde hace tres meses). En consecuencia, los trabajadores recibieron la tarde del martes la orden de la empresa para cerrar el próximo lunes y comenzar entonces el desmantelamiento de las instalaciones del Albéniz, referente del cine y el teatro en Málaga durante los últimos 60 años.

El pasado febrero, el alcalde, Francisco de la Torre, manifestó su deseo de que, tras la expropiación, el Ayuntamiento mantuviera la actividad cinematográfica del espacio. Incluso indicó al respecto que "sólo si hubiera una riqueza [arqueológica] excepcional en el subsuelo se podría justificar que desapareciera". También apuntó que tras la expropiación se alcanzaría un acuerdo con la entidad propietaria para mantener la sala, pero Reina, que ha trabajado en el Albéniz durante los últimos 45 años, explicó ayer que el proceso se ha realizado "sin contar con los empleados ni con la empresa", y que cuando el Consistorio avisó el día 8 del nuevo calendario "se negó a hacerse cargo del personal; no han querido saber nada de nosotros". Reina también explicó que muchos espectadores que acudieron ayer al cine "fueron después al Ayuntamiento a exigir que no se cierre cuando vieron el anuncio que pusimos en la entrada". De cualquier forma, la decisión municipal de mantenerlo abierto unos meses más "es pan para hoy y hambre para mañana".

Con el cierre del Albéniz, Málaga perderá la única sala que ofrece proyecciones de cine independiente en versión original (la Cinemateca desapareció el pasado septiembre), algo injustificable en una candidata a Capital Cultural Europea.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios