El Ayuntamiento dará este mes luz verde al proyecto del museo marítimo

  • El alcalde firmará el próximo día 19 el primer acuerdo que permitirá la definición del equipamiento, su instalación y financiación · El centro será una de las ofertas clave para la Capitalidad de 2016

Comentarios 3

Hoy día parecería incomprensible a ojos de cualquiera que Málaga no contara con instituciones como la Fundación Picasso Casa Natal y el Museo Picasso, consagradas a su hijo más universal y, paradójicamente, de muy reciente creación. La misma incredulidad puede mostrarse, todavía, ante la inexistencia en la ciudad de un museo marítimo: Málaga es una de las pocas ciudades europeas cuyo litoral ha servido de puerto a todas las civilizaciones mediterráneas, desde los fenicios hasta los árabes pasando por púnicos, cartagineses, romanos, bizantinos, griegos, egipcios y hasta vikingos, por no hablar del desarrollo industrial del siglo XIX que tuvo en el tráfico marítimo su mejor aliado y de las últimas modificaciones del área portuaria para acoger nuevos cruceros. Sin el mar, Málaga no sería prácticamente nada de lo que es actualmente, pero aún carece de un espacio físico en el que demostrarlo. Esta falta, al fin, tiene visos de solución de la mano de un proyecto manejado por los arqueólogos malagueños de la empresa Nerea al que el Ayuntamiento se sumará formalmente el próximo día 19 mediante la adhesión y firma del alcalde, Francisco de la Torre; el impulso municipal supondrá, al fin, la esperada luz verde para empezar a materializar el ambicioso y esperado equipamiento.

Según explicó ayer el portavoz de Nerea, Javier Noriega, tras la aprobación de la iniciativa desde el Ayuntamiento se convocará a distintos expertos de Málaga "y de instituciones como el Museo Naval de Madrid y diversos museos marítimos de Europa" para trabajar en la definición del futuro espacio y buscar a la vez las fuentes de financiación. Noriega explicó al respecto que Nerea "presentará una propuesta bastante detallada sobre lo que debería ser el museo", en la que los arqueólogos han venido trabajando en los últimos años y cuya aprobación permitiría tener el proyecto listo para su ejecución en el plazo de un año. Con respecto a la financiación, Noriega apuntó que algunas entidades financieras como Caja Duero "han mostrado su interés en participar en el proyecto" y que los arqueólogos esperan ganar una especial implicación del sector privado, "incluso de particulares de la Costa del Sol interesados en el tema marítimo que podrían colaborar de diversos modos".

El diseño museístico que Nerea defiende para el museo marítimo malagueño presenta diversas salas dedicadas a cada una de las civilizaciones que han entrado a Málaga a través del mar, con la inclusión de pecios, reproducciones y guías didácticas. "El resultado total permitiría al visitante hacerse una idea bastante completa de la historia naval de la ciudad", subraya Noriega, quien apunta otras instalaciones como "una sala dedicada a los naufragios más significativos, como el de la fragata alemana Gneisenau; otra que recogería elementos más pintorescos y costumbristas relacionados con el mar, como el cenachero y las jábegas; y una más dedicada al mar como motivo de inspiración artística en creadores malagueños como Picasso". Con respecto al emplazamiento, el Puerto de Málaga parece el lugar más indicado para albergar el edificio (que, según los parámetros iniciales, ocuparía una extensión total de 400 metros cuadrados distribuidos en dos plantas), según conversaciones anteriores mantenidas con el Ayuntamiento, aunque aún no se ha decidido nada definitivo al respecto. De cualquier forma, el proyecto será uno de los grandes estandartes hacia la Capitalidad Cultural de Europa en 2016, por lo que se espera que en 2012, cuando deban definirse todas las ofertas de las ciudades candidatas, el museo marítimo de Málaga sea una realidad.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios