Benjamin Button y Nixon, duelo con sabor a Oscar

  • 'El curioso caso de Benjamin Button' y 'El desafío: Frost contra Nixon' aterrizan esta semana en los cines españoles.

Comentarios 10

Esta semana aterrizan en los cines españoles El curioso caso de Benjamin Button y El desafío: Frost contra Nixon, dos de las máximas favoritas de cara a los Oscar que se entregarán el 22 de febrero. Entre las dos acumulan 18 nominaciones, 13 para El curioso caso de Benjamin Button y cinco para Frost contra Nixon. Las dos están optan al premio a la Mejor Película, sus dos directores, David Fincher y Ron Howard, a la estatuilla al Mejor Director y sus protagonistas, Brad Pitt y Frank Langella, compiten por el galardón al Mejor Actor. 

Un niño que nace con el cuerpo de un anciano y que, según va cumpliendo años, ve cómo su exterior va rejuveneciendo mientras su mente sigue envejeciendo es la historia que cuenta El curioso caso de Benjamin Button, una aventura protagonizada por Brad Pitt y que está basada en un un relato corto que escribió en los años 20 Francis Scott Fitzgerald quien, a su vez, se inspiró en una cita de Mark Twain: "La vida sería infinitamente más alegre si pudiéramos nacer con 80 años y nos acercáramos gradualmente a los 18". 

La cinta de David Fincher, que ya dirigió a Pitt en Seven y El club de la lucha, recorre el fascinante periplo vital de este hombre que va cumpliendo años atrás en el tiempo desde la Nueva Orleans de finales de la Primera Guerra Mundial hasta el siglo XXI. Un viaje en el que Pitt, con muchas horas y kilos de maquillaje encima, encarna a Benjamin Button de principio a fin. "A Brad sólo le interesaba el personaje si podía interpretarlo en todas las edades", explica Fincher. 

El curioso caso de Benjamin Button es la historia de un hombre extraordinario que se encontrará con multitud de personajes y vivirá experiencias increíbles pero que también conocerá el dolor, la muerte y a un gran amor, Daisy, a la que da vida Cate Blanchett, coprotagonista de una fábula en la que se funden la emoción y la pericia técnica de sus responsables y que llega a España avalada por sus 13 nominaciones a los Oscar y su éxito en taquilla.

La entrevista más vista de la historia

La entrevista que Michael Frost, un apuesto y exitoso presentador de variedades británico, realizó al ex presidente de los Estados Unidos Richard Nixon en el verano de 1977 marcó un hito en la historia de la televisión, convirtiéndose en la entrevista política más vista. Tres años después de verse obligado a dimitir y salir de la Casa Blanca por la puerta de atrás, el astuto y áspero Nixon rompía su silencio y aceptaba realizar una serie de entrevistas que "siguen siendo el programa político más visto en la historia de la televisión", con más de 45 millones de telespectadores, y que fueron las últimas apariciones televisivas de Richard Nixon antes de su muerte, en abril de 1994.

Fue la fama de peso ligero del entrevistador, sin experiencia en el campo de la política, la razón por la que Nixon aceptó participar en estas entrevistas. Nixon y su equipo vieron una oportunidad única para lavar la maltrecha imagen del ex presidente, odiado, repudiado y, en el mejor de los casos, ignorado por Washington desde que le concedieron el indulto. Pero Frost estaba dispuesto a dar batalla para conseguir la ansiada confesión y no ser un mero títere bailando al son del presiente. Y no sólo tuvo que prepararse a conciencia para el cuerpo a cuerpo con el escurridizo y curtido Nixon, sino que Frost también tuvo que luchar contra los recelos de sus compañeros y de los patrocinadores, que nunca creyeron que pudiera estar a la altura de una cita de este calibre. 

El guionista y dramaturgo Peter Morgan llevó a las tablas de Broadway este atractivo duelo que ahora Ron Howard convierte en película sirviéndose de los dos actores que encarnaron a Frost y Nixon en el teatro: Frank Langella, que obtuvo un Tony por su encarnación del presidente y está nominado al Oscar, y Michael Sheen, el hombre que dio vida al primer ministro británico Tony Blair en La Reina

"Dimos por hecho que Michael y Frank encarnarían a los personajes. Es imposible imaginar a otros actores tan documentados, preparados y con la química que hay entre ellos. Llevaban casi dos años siendo Frost y Nixon", asegura el director. De hecho, la última representación de Frost/Nixon en Broadway tuvo lugar el 19 de agosto de 2007. El rodaje de la cinta que llega esta semana a los cines españoles comenzó cinco días después.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios