Bolaño despliega en 'El Tercer Reich' su obsesión por los juegos de guerra

  • La editorial Anagrama publicó ayer la novela inédita del malogrado escritor chileno · Jorge Herralde cree que aplazó su escritura para terminar '2666'

Jorge Herrade, editor de Anagrama, cree que el malogrado Roberto Bolaño aplazó el proceso de creación de El Tercer Reich, la novela que ayer se puso a la venta, porque quería terminar 2666, su última obra y la que le dio su gran proyección internacional. Herralde indicó que Bolaño, fallecido en julio de 2003, nunca le habló de El Tercer Reich y cree que aplazó el proceso de su creación hasta terminar 2666.

La novela, según Herralde, ya había sido mecanografiada por Bolaño en su totalidad y había pasado unas sesenta páginas al ordenador, pero el autor chileno se sumergió en 2666, su obra maestra.

La edición de esta obra inédita le ha permitido a Herralde ponerse en contacto literario de nuevo con Bolaño y asegura que cuando comenzó a leerla, además de "la emoción y la alegría del reencuentro, me atrapó la progresiva atmósfera ominosa, personificada en personajes como elQuemado, el Lobo o el Cordero, la obsesión por el juego del Tercer Reich, la fascinación amorosa, la creciente paranoia".

El Tercer Reich, escrita en 1989, es la cuarta novela de Bolaño después de Amberes (1980), Monsieur Pain (1983) y La pista de hielo (1986), aunque en 1984 escribió a cuatro manos con Antonio G. Porta Consejos de un discípulo de Morrison a un fanático de Joyce. Herralde ha recordado que los juegos de estrategia bélica, al estilo del Tercer Reich, eran una de las grandes aficiones de Bolaño y que "podía pasarse días jugando, según cuentan sus amigos de Blanes", localidad gerundense donde residió los últimos años de vida.

Su interés por la Segunda Guerra Mundial quedó bien patente, dice Herralde, en 2666, así como su "fascinación por el mal". Cree Herralde que El Tercer Reich tiene un cierto aire "familiar" con La pista de hielo, igualmente ambientada en un pueblo de la Costa Brava catalana, "aunque se diferencian en las voces narrativas".

La pista de hielo, ha precisado el editor, es una novela polifónica, mientras que El Tercer Reich está contada en primera persona: es el diario del personaje Udo Berger. El personaje comparte con Bolaño la pasión por los juegos de guerra y "la preocupación por la escritura, por la calidad de la prosa de sus artículos en revistas especializadas en el tema y en el diario que constituye la novela", ha añadido Jorge Herralde.

El editor de Anagrama no considera adecuado contraponer esta novela con Los detectives salvajes o 2666, pero ha afirmado con rotundidad que si El Tercer Reich fuera obra de un autor anónimo que hubiera llegado a sus manos "no hubiera tenido ninguna duda en publicarla".

El relato es protagonizado por un joven alemán obsesionado con los juegos de guerra que pasa unas vacaciones con su novia en la costa de Cataluña, donde conocerán a un grupo de turbios personajes.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios