Cultura

Bru Rovira instala en Fuengirola sus imágenes de la maternidad

  • El periodista relata una visión del mundo en 17 imágenes expuestas hasta el 1 de septiembre en la Casa de la Cultura

Una mirada al mundo a través de los ojos de una madre. Esto es lo que pretende ofrecer la exposición Maternidades que ayer se inauguró en la Casa de la Cultura de Fuengirola, y que visita por primera vez este municipio de la mano del programa de cooperación de la Obra Social de La Caixa, del cual forma parte.

La muestra recoge 17 imágenes del fotógrafo y periodista Bru Rovira, que es capaz de mostrar a través del objetivo de su cámara un rayo de optimismo y, sobre todo, de esperanza en momentos oscuros. La encargada de presentar esta muestra fue la alcaldesa del municipio, Esperanza Oña, que estuvo acompañada por el edil de Cultura, Rodrigo Romero, el responsable de acción territorial de la Obra Social, Alfonso Íñigo, y por el comisario de la exposición, Oriol Rovira, que además es el hijo del autor. El comisario explicó que Rovira ha realizado las fotografías a lo largo de los años y que en ellas se pretende retratar "toda la historia de una cultura o el conflicto que se está viviendo en esa zona del mundo".

De hecho, la muestra recoge instantáneas realizadas en zonas tan diversas como Guatemala, India, Senegal, España, Brasil, Ruanda, Serbia Río de Janeiro, o Barcelona. Cada una de ellas recoge una historia de dolor y sufrimiento, pero usando como hilo conductor el amor de las madres por sus hijos. Además, vienen acompañadas de un texto en las que se explica el contexto donde se tomó la imagen, todo con el propósito de que el espectador forme parte de cada historia y comprenda un poco más las dificultades por las que atraviesan.

Entre las 16 fotografías destaca una en la que se muestran los ojos de un pequeño niño de Rwanda que viaja en la espalda de su madre mientras ésta huye del ejército Tutsi, realizada a mediados de los noventa. Junto a ella, también se encuentra otras instantáneas, como la de una madre y una hija infectadas por el virus del Sida en un hospital de Guatemala, la sonrisa de una madre mientras juega con su hija en una prisión de Barcelona o el instante de un beso a una recién nacida en La India.

Unas imágenes llenas de esperanza, y sobre todo, compromiso social que pretenden involucrar y hacer reflexionar a los espectadores en las historias que quieren contar, y recordar que aún existen algunos conflictos y problemas que están olvidados.

Como expresa Rovira en su libro Maternidades, "la relación madre-hijo pertenece a este universo inmaterial, privado e íntimo capaz de sobrevivir a cualquier situación por muy mal que se pongan las cosas".

La muestra permanecerá en la Casa de la Cultura de Fuengirola hasta el próximo 1 de septiembre.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios