'Camino' arrasa en los Goya con seis premios, incluido el de Mejor película

  • La cinta de Javier Fesser se impuso con amplia ventaja a todas sus competidoras

Comentarios 10

Camino, de Javier Fesser, se convirtió anoche en la clara vencedora de la XXIII edición de los Premios Goya al lograr seis galardones. El propio realizador consiguió dos por ese título, a la Mejor dirección y al Mejor guión original; Carmen Elías y Nerea Camacho le reportaron otro par, el de Mejor actriz y Actriz revelación respectivamente; Jordi Dauder sumó uno más como Mejor actor de reparto y finalmente, los integrantes de Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España la consideraron también la Mejor película española del pasado 2008.

El filme narra durante dos horas y media la historia de una alegre niña que sufre una enfermedad terminal y cómo vive este trance el entorno del Opus Dei, al que pertenecen su madre y hermana. Inspirado en la vida de Alexia González Barrios, una joven de 14 años a la que se le descubrió un tumor, murió en 1985 y está en proceso de beatificación, el filme levantó polémica en el entorno de esta "prelatura personal" del papa Juan Pablo II, que congrega a católicos ultraconservadores de todo el mundo, y en los propios familiares de Alexia González, que pidieron a su director que omitiera la dedicatoria a ésta.

El Opus acusó por su parte a Fesser, que con esta película se distanció de sus primeros títulos cómicos como El milagro de P. Tinto y Mortadelo y Filemón, de dibujar una imagen que deforma la realidad de esta institución.

Fesser se mostró ayer contento por su "libertad como creador" y aseguró que "estoy aquí y puedo desarrollar este trabajo al sentirme profundamente enamorado de mi mujer y de mis tres hijos".

Frente al triunfo de Camino podría situarse la decepción de los responsables de dos de las cintas que, a priori, partían como favoritas. Los girasoles ciegos, película de José Luis Cuerda basada en un libro de Alberto Méndez, con 15 nominaciones, sólo logró el galardón al Mejor guión adaptado, firmado por el propio director y por el recientemente fallecido Rafael Azcona. Igual situación vivió Sólo quiero caminar, de Agustín Díaz Yanes, que pese a estar nominada en 11 categorías sólo se llevó el premio a la Mejor fotografía, obra de Francisco Femeia. La cinta española más taquillera del año, Los crímenes de Oxford, de Álex de la Iglesia, apenas arañó dos Goya: Mejor dirección de producción y Mejor música original, que fue a parar a Roque Baños.

El actor puertorriqueño Benicico del Toro se alzó con la estatuilla al Mejor actor por su recreación de Ernesto Che Guevara en Che, el argentino, de Steven Soderbergh, cinta que también logro el premio a la Mejor dirección artística, firmada por Antxón Gómez.

El premio a la Actriz de reparto fue para Penélope Cruz por su interpretación de María Elena en Vicky Cristina Barcelona, de Woody Allen, "de quien he sido fan desde siempre", dijo al recoger su estatuilla.

El Goya al mejor sonido fue para los sevillanos Jorge Marín y Daniel de Zayas, junto a Maite Rivera, por 3 días, película del cordobés Francisco Javier Gutiérrez ya galardonada en el Festival de Málaga y reconocida por la industria cinematográfica norteamericana como una de las diez mejores cintas no estadounidense del pasado 2008, y que sin embargo ha pasado casi desapercibida para la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España. "Creo que por lo menos la película hubiera merecido también la nominación de Javier como mejor director novel", lamentó Marín, que ya recogió un Goya en 2000 por Solas, en declaraciones a Radio Nacional de España.

Juan Manuel Montilla El Langui, conocido por su trabajo en el grupo de rap La Excepción, dio la campanada al llevarse dos goyas por su participación en El truco del manco, al Actor revelación y a la Mejor canción, por A tientas. La película de Santiago A. Zannou logró el pleno -tres premios de tres nominaciones- al llevarse también el realizador el Goya al Mejor director novel.

La gala de entrega de la XXIII edición de los premios Goya se celebró en el Palacio Municipal de Congresos del Campo de las Naciones de Madrid. Una amplia representación de nominados, personajes del ámbito de la creación y la política, entre ellos el ministro de Cultura, César Antonio Molina, siguieron el espectáculo presentado por Carmen Machi y animado por los números humorísticos del equipo del programa Muchachada Nui. La gala fue retransmitida por TVE con media hora de retardo.

El frío y la lluvia deslucieron la llegada de los invitados, que aplaudieron en pie la entrega del Goya Honorífico al veterano Jesús Franco -quien dedicó el premio a Juan Antonio Bardem y a los "miles de chavalas y chavales que están con sus cortometrajes en el bolsillo buscando a alguien que les ayude a hacerlos"- y siguió con similar interés la tradicional intervención de la presidenta de la Academia, Ángeles González-Sinde, quien, como cabía esperar, hizo mención a lo que denominó "descargas ilegales" de material audiovisual desde internet y conminó a la administración a buscar soluciones porque "en el negocio de la red no pueden ganar sólo las operadoras de ADSL, mientras quienes proporcionamos los contenidos perdemos".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios