El Cánovas deja paso a unas 'Bodas de sangre' alejadas de los tópicos

  • El drama de Lorca dirigido por José Carlos Plaza inicia en Málaga su periplo andaluz

El espectador está advertido. José Carlos Plaza adelanta que en sus Bodas de sangre no habrá muchas "navajas, guitarras ni tiestos". El clásico de Federico García Lorca inicia hoy en Málaga su andadura andaluza dispuesto a ofrecer una adaptación alejadas de los tópicos.

Un total de 22 actores, la mayoría de ellos andaluces, se encarnan de resucitar en verso y prosa esta tragedia andaluza, coproducción del Centro Andaluz de Teatro (CAT) y el Centro Dramático Nacional que cuenta con la coreografía de Cristina Hoyos y la colaboración de la cantante Ana Belén (con la canción La luna)

Hasta el 14 de febrero el Cánovas se abre a esta propuesta que cuenta en su elenco actoral con Carlos Álvarez Novoa, en el papel de padre y Consuelo Trujillo, que hace de madre. Plaza asegura que lejos de ofrecer una actualización del clásico se ha intentado "justo lo contrario: volver la vista atrás en un tiempo y un espacio donde la tragedia pueda tener lugar". A finales del pasado año Bodas de Sangre pasó su prueba de fuego en Madrid (en el María Guerrero con 44 funciones). A partir de hoy y hasta marzo se representará en 48 ocasiones en las ocho provincias andaluzas.

Para Francisco Ortuño, director del CAT esta tragedia lorquiana se presenta con una regalo "del mejor teatro mediterráneo". Califica la obra "de profundas raíces y renovadas alas para la creación y el ingenio escénico", que "arrastra a la alegría del conocimiento y el placer". En opinión del actor Álvarez-Nóvoa, ésta es quizás "la obra que de manera más clara anuncia todo lo que nos robaron al asesinar a Federico y lo que mataron en cada uno de nosotros".

No es un drama rural como La casa de Bernarda Alba o Yerma, sino una tragedia, "pero con la particularidad de que sus dos primeros actos están en un nivel más realista y tiene un tercer acto dificilísimo, que se mueve en terrenos mágicos, oníricos y rozando el surrealismo, y que hace que muchos directores de escena se echen atrás por temor a abordarlo", agrega el actor.

Otra integrante del reparto, Consuelo Trujillo, considera ésta "una de las obras esenciales que se deben ver en la vida", que además "pertenece a todos, especialmente a los andaluces, no sólo porque sea Lorca, sino porque la subtituló Tragedia andaluza y tiene todo ese aroma del sentido trágico que se tiene en Andalucía". A ello se suma el trabajo de un grupo de actores que "hablan a Lorca en andaluz", algo que "suena muy lorquiano", según Trujillo, que cree que su personaje de la madre aúna "la parte más creativa, amorosa y alegre de la maternidad y la más dolorosa de la pérdida de un hijo".

Esta coproducción ha costado 350.000 euros, de los cuales el CAT ha puesto el 50 por ciento, así como los 650.000 euros que costará la gira por Andalucía. La función del 9 de febrero se hará a beneficio de los damnificados por el terremoto de Haití, para lo que contará también con una fila cero a la que se podrá contribuir a través del servicio de venta de Uniticket.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios