Carlos Álvarez cancela toda la temporada por enfermedad

  • El barítono malagueño suspende, además de su cita de Málaga, las actuaciones en el Covent Garden de Londres y en París · Una afección grave en las cuerdas vocales le impide cantar, al menos, hasta julio

Comentarios 3

Lo que comenzó siendo una laringitis aguda ha derivado en una afección más seria. Desde que el pasado septiembre el barítono malagueño Carlos Álvarez suspendiera sus actuaciones en el Teatro Real, sus problemas en las cuerdas vocales se han cronificado y se ha visto obligado a suspender recitales progresivamente hasta llegar a una de sus citas más esperadas, la del 27 de febrero y 1 de marzo en el Teatro Cervantes. Ayer, su representante, Alfonso Leoz, adelantó que el cantante ha decidido prescindir de toda su temporada actual, lo que supone cancelar también su presencia en el Covent Garden de Londres y en el Teatro de la Bastilla de París, previstas de abril a julio próximos.

Según explicó Leoz, el artista padece una leucoplasia, una lesión precancerosa que, en este caso, afecta a la mucosa de las cuerdas vocales, provocando que la piel cicatrice de forma anómala y aparezca una mancha blanquecina en la mucosa. Esta dolencia le produce una irritación al cantar que desemboca en una fuerte ronquera.

Por el Instituto Muñoz Cariñanos, en Sevilla (donde reside actualmente Carlos Álvarez), suelen pasar muchos profesionales de la voz: profesores, actores y cantantes, habitualmente aquejados de hematomas y/o pólipos en las cuerdas vocales. Según detalló uno de los doctores otorrinolaringólogos de la clínica, Luis Mejías, la enfermedad del malagueño "no es frecuente en un barítono. Es muy difícil que una laringitis aguda degenere en una crónica, en un profesional que sólo tiene como agente irritativo cantar", matizó.

El cuadro de leucoplasia afecta sobre todo a fumadores y personas de avanzada edad. Carlos Álvarez tiene 42 años y no fuma. El doctor Mejías informó de que si esta dolencia no mejora en unos tres meses con tratamiento de antiinflamatorios y corticoides necesitaría cirugía. "Normalmente esa mancha en las cuerdas vocales no debe durar más de tres semanas", añadió. En caso contrario, el otorrino opina que puede desembocar en un carcinoma, un tipo de cáncer con origen en células de tipo epitelial o glandular. Si no es así, "con tratamiento podría cantar, de forma eficaz, como mucho una vez al mes, cantar pasaría a un segundo plano", advirtió el especialista.

A Carlos Álvarez le esperaba un 2009 muy verdiano. Considerado por la crítica la mejor voz para las partituras de Verdi, durante todo abril debía permanecer en París para interpretar Macbeth. En julio le aguardaba una de las grandes citas del año, en la Royal Opera House de Londres con Un ballo in maschera. Si el artista se recupera de su dolencia, podría retomar las actuaciones del Teatro de la Ópera de Bari en septiembre con Macbeth, y la de Turín en octubre con La Traviata. La agenda del malagueño incluye recitales hasta 2013.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios