Lírica

El Cervantes viaja a la mejor ópera italiana con 'Cavalleria' y 'Pagliacci'

  • La Temporada Lírica alcanza su cénit con una producción dirigida por Jorge Rubio en el foso y Marco Carniti en las tablas.

La XXVII Temporada Lírica del Teatro Cervantes alcanza su cénit con un programa de tintes clásicos que pondrá en escena dos piezas claves del verismo decimonónico, Cavalleria rusticana y Pagliacci. Jorge Rubio, en el foso, y Marco Carniti, en las tablas, dirigen esta producción. Los dos habituales colaboradores del ciclo operístico de los teatros municipales, el Coro de Ópera de Málaga y la Orquesta Filarmónica de Málaga, ponen sus gargantas y sus atriles al servicio de la lectura de este par de obras, con el apoyo esta vez de las voces blancas de la Escolanía Santa María de la Victoria. El montaje, de Producing Emotions con el apoyo en la coproducción del Cervantes y de Amigos de la Ópera de Vigo, se pondrá en escena el viernes, día 8 de abril, a las 21:00 y el sábado las 20:00. Las entradas tienen un precio de entre 20 y 65 euros.

Tatiana Anisimova, Javier Palacios, Rodrigo Esteves, Virginia Wagner, Milagros Martín, Eduardo Sandoval, Borja Quiza y Manuel de Diego desempeñarán los roles principales en esta puesta en escena de dos óperas cortas -Cavalleria rusticana tiene solo un acto y Pagliacci dos- que suelen programarse conjuntamente. Así lo explicaron Jorge Rubio y el director artístico Marco Carniti, acompañados por el productor del montaje de Producing Emotions, Jorge Rubio Quintana, y el director-gerente del Cervantes, Juan Antonio Vigar, quienes presentaron una aproximación a Cavalleria rusticana y Pagliacci.

La trama de ambas piezas está ambientada en la segunda mitad del XIX, en una aldea de Sicilia en la primera y una localidad calabresa la obra de Leoncavallo, y la puesta en escena plasma esos tiempos y esos colores tan propios de la escuela verista. Carniti señaló en la rueda de prensa que ha diseñado una escenografía sencilla que resalta los "sentimientos verdaderos e intensos, la emoción y tensión" de unas obras "extremadamente trágicas y dramáticas". "Hay que desnudar la ópera de un barroco innecesario que esconde las ideas", afirmó el director de escena, para quien Cavalleria y Pagliacci resultan de plena actualidad pues "tratan de problemas de violencia en el interior de núcleos familiares en pueblos que nosotros, italianos y españoles, conocemos bien y comprendemos mejor que un holandés o un inglés".

La relevancia artística y la acogida popular de ambas óperas, que marcaron a unos compositores incapaces de repetir tal éxito, serán explicadas por el director de orquesta Juan Manuel Parra en una conferencia previa a las representaciones, hoy a las 19:30.

El cierre de un ciclo que comenzó el pasado octubre

El programa doble Cavalleria rusticana y Pagliacci cierra esta edición del ciclo lírico de los teatros municipales de Málaga. El triunfo de Pietro Mascagni en un concurso de ópera permitió que Cavalleria rusticana, compuesta en sólo dos meses, se estrenara en el Teatro Constanzi de Roma en 1890 y alcanzara la fama mundial. La obra cuenta con algunos de los más célebres momentos de la historia de la ópera, como su bellísimo Intermezzo. Lo más interesante de Pagliacci es que Leoncavallo era hijo de un juez y de muy pequeño le tocó presenciar cómo un hombre era juzgado por su padre a causa de haber asesinado a su esposa en medio de una representación teatral. El niño guardó la historia en su cabeza y cuando creció la convirtió en esta obra maestra.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios