El Circo de los Horrores sembrará el pánico en el Teatro Alameda

  • 'Psicosis', el nuevo espectáculo de la compañía dirigida por el Premio Nacional de Circo Suso Silva, llega hoy a Málaga para compartir con el público terror y risas

Comentarios 1

Desde hoy y hasta el domingo en un inmueble de la calle Córdoba se sentirá el pánico. Los responsables serán los 30 psicóticos" pertenecientes a la singular familia del Circo de los Horrores que se instala en el Teatro Alameda dispuestos a que el público "pase un mal rato" con Psicosis, su nuevo espectáculo. El artífice de este amalgama de circo, cabaret, teatro y "mucho humor" no es otro que Suso Silva, Premio Nacional de Circo en 2003.

"Nadie va a estar seguro en el patio de butacas", advertía ayer Silva en la presentación a los medios del espectáculo. Si consigue que el púbico reaccione de manera similar a como lo hicieron ayer los periodistas congregados, habrán salido ganando. Una representación de la variopinta galería de monstruos que pueblan Psicosis se pasearon ayer a sus anchas por el teatro y sus alrededores, en medio de gritos y caras descompuestas por el miedo.

Un loco, una monja carnicera, una dulce niña, Bellbecú, motoristas fantasmas, la parca segadora de almas, la esposa muerta, una plañidera, dos malvados hermanos, un clérigo baboso, un mayordomo sin cabeza, una viuda negra, el patíbulo de la muerte, el enterrador, una princesa desdichada y Suso Clown componen la lista de seres terroríficos que recorren este Circo de los Horrores con la colaboración del público y un maestro de ceremonias: Nosferatu, a quien da vida el propio Suso Silva.

"Que la gente no se piense que es un espectáculo gore ni mucho menos. Todas las historias están mimadas a través del circo, la cuna de donde vengo y de su técnica", advertía el actor valenciano. El año pasado se empezó gestar este proyecto "el más bestia de la compañía por lo que ha llegado a convertirse, cuando empezó era un proyecto más humilde", reconocía- En mayo de 2009 Psicosis se estrenó en el Teatro Nuevo Apolo de Madrid, con el que obtuvo el Premio Nacional de Teatro a la mejor puesta en escena. Tras pasar por Granada, el montaje llega ahora a Málaga (hasta el domingo) precedido de los aplausos de crítica y público.

"Además hacemos una labor social recuperando al público que nunca ha ido al teatro o al circo. Por aquí han pasado, entre otros, grupos de góticos y de hippies. Nos sentimos muy orgullosos", afirmaba Silva. El escenario se transforma en un antiguo cementerio del año 1800 repleto de lápidas, gárgolas, niebla "y mucha ansiedad", añadía su autor. A partir de ahí, empieza a rodar el imaginario cinematográfico y literario de su creador, influenciado por Edgar Allan Poe y Lovecraft. En poco más de dos horas, Suso Silva y su equipo demostrarán que "nunca pasar miedo había sido tan divertido", recordaba el director.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios