La gran carpa del Circo del Sol se instala en el recinto ferial de Málaga

  • El próximo jueves estrena 'Quidam', montaje que se podrá ver hasta el 13 de julio

El Circo del Sol celebraba ayer el 24 aniversario de su creación, cuando un grupo de pintorescos personajes recorría las calles de la pequeña ciudad canadiense de Baie-Saint-Paul sobre zancos, haciendo malabarismos, tragando fuego y tocando música. Para festejar el nacimiento de una compañía que ha sabido exportar su particular visión del circo a más de medio mundo, la firma ofreció descuentos a los que compraran sus entradas para las funciones de Quidam que se celebrarán en Málaga desde el 5 de junio al 13 de julio. También fue el día elegido para levantar el Grand chapiteau (gran carpa) en el recinto ferial, junto al Palacio de Congresos.

Todo es cuestión de cifras mareantes en torno al Circo del Sol. Para completar el montaje de la gran carpa, que tiene capacidad para 2.500 espectadores, tuvieron ayer que trabajar 40 técnicos de Cirque du Soleil y 100 técnicos locales, que a partir de mediodía comenzaron a levantar la estructura. El Grand chapiteau tiene un diámetro de 50 metros y una altura de 25 metros. El emplazamiento cubre una superficie total de 20.000 metros cuadrados, incluyendo taquillas, oficinas, una escuela propia y la cocina que da servicio de comidas a todo el personal. Para transportar las 750 toneladas que pesa el equipo se han necesitado 55 camiones, que han llegado desde Lisboa, anterior parada del Quidam. En el montaje se emplean más de 6.000 horas de trabajo.

El levantamiento de la carpa en el Cortijo de Torres es uno de los primeros pasos del montaje de esta ciudad sobre ruedas, compuesta por oficinas, escuela, cocina, carpa de entrada y carpa artística, además de camerinos, gimnasio y taller de vestuario.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios