Clara Sánchez gana el Nadal con una novela de intriga sobre nazis ocultos

  • La obra 'Lo que esconde tu nombre' se impone en una edición en la que se prescindió del finalista · La escritora afincada en Madrid traza una historia "de redención, culpa, amor y amistad"

El decano de los galardones literarios en España que se precia de haber lanzado a escritores como Miguel Delibes, Ana María Matute, Sánchez Ferlosio o Carmen Martín Gaite y que el año pasado obtuvo Maruja Torres con Esperadme en el cielo, ha distinguido con el Premio Nadal 2010, dotado con 18.000 euros, a la escritora Clara Sánchez (Guadalajara, 1955) por la novela Lo que esconde tu nombre (Destino). La de este año será recordada también como la edición en la que se prescindió del premio a la novela finalista tal y como era habitual. Tan sólo en una ocasión anterior, en 1989, ocurrió lo mismo. Las razones no han trascendido, pero la crisis parece responder a esta decisión.

La ganadora de la 66ª edición de este premio, cuyo jurado estuvo formado por Germán Gullón, Lorenzo Silva, Andrés Trapiello, Ángela Vallvey y el editor Emili Rosales, describió su obra como una "historia de redención y culpa pero también de amor y amistad, dos elementos, dos claves con las que podemos superar cualquier trampa que nos pone la vida".

La novela está protagonizada por Julián, un ex preso del campo de concentración de Mauthausen convertido en cazanazis, que sigue la pista de uno hasta la costa levantina, donde reside un matrimonio de edad longeva de antiguos oficiales del partido del Nacionalsocialismo. La inspiración le llegó gracias a una fotografía en la prensa, confesó cuando recogió anoche el premio en la gala celebrada en el histórico Hotel Palace de Barcelona, el antiguo Ritz. "Me imaginé cómo viven, la relación que tienen con sus vecinos, los paseos por la playa, cómo hacen su vida normal", dijo para definir Lo que esconde tu nombre como "un thriller de terror psicológico, de suspense que ahonda en el tema de la memoria". A este respecto la autora lamentó que España haya sido "un refugio de nazis durante mucho tiempo" y que "haga lo que haga, hay gente que puede vivir su vida sin escrúpulos e indemne".

La autora espera recibir "mayor reconocimiento" a una dilatada y fructífera carrera en las letras -ha sido traducida al francés, alemán, riso, portugués y griego- que comenzó como estudiante de Filología Hispánica en la Complutense de Madrid. Tras desempeñar otros trabajos, fue docente universitaria y participó regularmente en el programa de TVE Qué grande es el cine, dirigido por José Luis Garci. Ha colaborado en prensa, especialmente en El País y, al margen de su creación literaria, cultiva con mimo su propio blog (www.elboomeran.com).

Comenzó a publicar en 1989 con la novela Piedras preciosas, a la que siguieron No es distinta la noche (1990), El palacio varado (1993), Desde el mirador (1996), El misterio de todos los días (1999), Últimas noticias del paraíso, por la que recibió el Premio Alfaguara de Novela 2000, y Un millón de luces (2004).

Admiradora de Camús, Maupassant, Horacio Quiroga, Dos Passos, Faulkner y García Márquez, entre otros, Clara Sánchez obtuvo asimismo en 1998 el Premio del Instituto Literario y Cultura Hispánico (ILCH), en reconocimiento a su trayectoria literaria que, sin duda, se verá proyectada con el Nadal.

A este galardón que se remonta a 1944, año en que ganó Nada de Carmen Laforet, se han presentado en esta convocatoria 261 obras, 14 menos que el año pasado: 60 proceden de Madrid, 50 de Barcelona, 16 de Sevilla, 15 de Valencia, ocho de Málaga, seis de Bilbao, seis de Mallorca, cinco de La Coruña, cinco de Alicante, cuatro de Valladolid y tres de Oviedo, Zaragoza, León, Murcia y San Sebastián. También se han recibido numerosas novelas procedentes de otros países como Francia, Portugal, Estados Unidos, Argentina, Uruguay, Chile, México, Colombia y Brasil.

Entre las obras presentadas hubo abundancia de novelas intimistas, obras de corte histórico y también muchas del género negro, como indicó Emili Rosales, director editorial de Destino, sello que ha recibido un enorme tirón gracias a la exitosa trilogía Millenium del sueco Stieg Larson.

En la velada se falló también el 42 premio Josep Pla de prosa en lengua catalana que recayó en la periodista y escritora Llucia Ramis (Mallorca, 1977) por Coses que et passen a Barcelona quan tens 30 anys, y perteneciente a la llamada Generación Ikea.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios