Cuestión de supervivencia

Thriller / acción, EEUU, 2010, 100 min. Dirección: Phillip Noyce. Guión: Kurt Wimmer, Liev Schreiber. Fotografía: Robert Elswit. Música: James Newton Howard. Intérpretes: Angelina Jolie, Liev Schreiber, Chiwetel Ejiofor, Zoe Lister Jones. Cines: Málaga Nostrum, Larios, Vialia, Rosaleda, Plaza Mayor, La Verónica, Al Andalus, Miramar, La Cañada, Gran Marbella, Plaza del Mar, Rincón, Ronda, El Ingenio.

Cuestión de supervivencia. La agente de la CIA interpretada por Angelina Jolie tiene que enfrentarse a todo el mundo, hasta a los suyos, para salvar el pellejo y la honra tras ser acusada de pertenecer a una organización de espionaje ruso que pretende resucitar la Guerra Fría de los años 60, poniéndola al día con el muy superior potencial destructor actual como si se tratara del remix discotequero de una canción de aquella época.

Cuestión de supervivencia. Si en los años 90 al realizador Phillip Noyce le bastaba para triunfar en taquilla un best-seller a partir del que realizar una muy correcta película de acción ribeteada de filigranas de calidad (Calma total, Juego de patriotas, Peligro inminente, El coleccionista de huesos), una década más tarde el mal resultado comercial de las más comprometidas El americano impasible, Generación robada y Atrapa el fuego, los nuevos desarrollos del cine de acción, y muy especialmente de la saga Bourne, le obligan a abandonar su más bien calmo y clásico estilo para apuntarse al cine de acción en el que la cámara y el montaje dan tantos brincos y hacen tantas cabriolas como el protagonista. Lo que en este caso quiere decir que visualmente esta película es agotadora, dada la apabullante vitalidad de una Angelina Jolie presente casi en cada plano.

No alcanza a la saga bourniana que imita pero logra hacerse creíble mientras se ve, pese a la muy poco creíble trama de espionaje y laberínticas corruptelas políticas al estilo de los años 60. Lo que no es poco mérito. Si de lo que se trataba era de sobrevivir en un mercado cada vez más loco y ante un público cada vez menos exigente pero más imprevisible, Noyce y Jolie lo han logrado.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios