Dalí revive en el MOMA a través del cine y la pintura

  • Del 29 de junio al 15 de septiembre la pinacoteca de Nueva York exhibe 130 pinturas, dibujos, guiones, cartas y películas

La relación entre la pintura y el cine en la obra de Salvador Dalí centra una de las nuevas exposiciones que el Museo de Arte Moderno (MOMA) de Nueva York ha preparado para la temporada estival, y en la que se exhiben un centenar de pinturas y documentos sobre su manera de concebir el séptimo arte. Dalí: pintura y cine es el título que los expertos del MOMA han elegido para una muestra que abre sus puertas al público el 29 de junio y las cerrará el 15 de septiembre, y con las que quieren exponer el compromiso del maestro del surrealismo con el cine, un arte en el que probó como guionista, realizador o director artístico.

Las salas del museo neoyorquino acogen 130 pinturas, dibujos, guiones, cartas y películas, en las que se explora el papel central del cine en el trabajo de Dalí como fuente de inspiración y como medio de experimentación. "Dalí era enormemente polifacético. Además de un gran pintor y un gran dibujante y hubiese sido un gran escritor... Era un gran pensador, con una actitud extraordinaria en cuanto a la ciencia", dijo ayer el presidente de la Fundación Dalí, Ramón Boixadós, que ha prestado algunas de las obras más destacadas del museo de Figueres para la exposición.

Boixadós expresó su satisfacción por la celebración de esta exposición, que "es una de las grandes que hemos hecho y que nos ha dado un gran prestigio... Que una exposición nuestra, comisariada por nosotros y diseñada en nuestros servicios de estudios esté en el MOMA es lo máximo a lo que se puede aspirar".

Organizada en colaboración con la Fundación Gala-Salvador Dalí y la Tate Modern de Londres, la muestra ya ha estado en la capital británica, así como en California y Florida. La comisaria de la misma, Jodi Hauptman, señaló que Dalí, "como muchos surrealistas, consideraban que ver películas en la oscuridad de un teatro les acercaba a los sueños", aunque también resaltó que para el artista español ésa era sólo un aspecto más del potencial del cine.

La muestra incluye algunas de las películas más provocadoras realizadas a principios del pasado siglo, y producto de la colaboración entre Dalí y el cineasta español Luis Buñuel como Un perro andaluz (1929) o La Edad de Oro (1930), que se proyectan mientras se contemplan las pinturas.

Junto a la iniciativa del museo neoyorquino, el Centro Catalán de la Universidad de Nueva York pondrá en marcha en las próximas semanas un programa educativo que mostrará el lado más provocador de los escritos de Salvador Dalí, así como sus opiniones sobre el arte y la cultura popular.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios