Dancen ustedes

Musical, 2007, Thriller. Dirección: Scott Pepper. Guión: Jenny Mayer. Intérpretes: Kathryn McCormick, Ryan Guzman, Stephen Boss, Chadd Smith, Megan Boone, Jessica Guadix, Morgane Slemp. Música: Aaron Zigman. Cines: Málaga Nostrum, Vialia, Plaza Mayor, La Verónica, Alfil, Miramar, La Cañada, Gran Marbella, Plaza del Mar, Rincón de la Victoria, Ronda, El Ingenio.

Se nos han ido ya seis años desde que Step Up, franquicia de fórmula a mayor gloria de la muchachada multicultural y bailonga, empezara su andadura comercial al rebufo del éxito de los concursos televisivos de triunfitos inspirados a su vez en aquella Fama que nos enseñó que para conseguir el éxito había que sudar la gota gorda.

La cuarta entrega de Step Up, ahora en Miami y también en 3D, insiste en un mismo y prescindible esquema argumental de la lucha generacional por la libertad de expresión (sic) de una pandilla de jovenzuelos con ganas de marcha, mezclada con burdas reivindicaciones anticapitalistas (sic), que no deja de ser un mero pretexto para ponerlos a bailar donde haga falta, de las calles del barrio a los almacenes industriales pasado por centro financiero, en todas las modalidades imaginables de eso que llaman streetdance.

El problema es que, como ya ocurría también en anteriores capítulos, Scott Speer no acierta a entender ni filmar el baile como un todo orgánico merecedor de una mirada de conjunto o de una distancia prudencial. Así, toda coreografía, alguna de ellas de auténtico mal gusto y sobre músicas de espanto, está planificada sobre el corte, el efecto y el montaje, sin posibilidad de que comprobemos hasta qué punto los bailarines trabajan a conciencia o no son más que perchas para anuncios de moda streetwear.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios