Daniel Buren tomará el Pompidou

  • El artista francés realizará una intervención concebida específicamente para el interior del Centre Pompidou que se inaugura a finales de octubre

El Cubo de Daniel Buren, símbolo del Centre Pompidou Málaga. El Cubo de Daniel Buren, símbolo del Centre Pompidou Málaga.

El Cubo de Daniel Buren, símbolo del Centre Pompidou Málaga. / marilú báez

Con la libertad como premisa, el artista francés Daniel Buren (Boulogne sur Seine, 1938) tomará en unos meses el interior del Centre Pompidou de Málaga. En septiembre el creador conceptual presentará una propuesta "ya acotada" a la dirección del espacio y a finales de octubre se prevé inaugurar el proyecto site-specific del que poco se sabe aún, como explica José María Luna, director de la Casa Natal de Picasso y de las delegaciones del Pompidou y de la Colección Museo Ruso. "Va a ocupar el espacio, pero no sabemos mucho más, con un artista como él no está nada cerrado, se trata de un working progress y entendemos que es un proceso libre", comenta Luna. Eso sí, Buren establecerá en esta nueva intervención comisariada por Bernard Blistène, director del Museo Nacional de Arte Moderno, un diálogo con el Cubo, la pieza que creó en 2015 y que es, sin duda, el símbolo del centro malagueño, ya adquirido por el Ayuntamiento de Málaga.

"Habíamos barajado una intervención que se extendía al exterior del edificio pero Buren se ha mostrado más partidario de trabajar en el interior", agrega el director del centro y subraya que "el arte contemporáneo nos lleva a este tipo de procesos de gran libertad de creación". Por eso, nada está cerrado, ni siquiera la fecha de inauguración aunque Luna pretende hacerlo coincidir con el cumpleaños de Picasso, del que el 25 de octubre se celebrarán los 136 años de su nacimiento.

El proyecto del prestigioso creador del in situ nace del acuerdo con el Pompidou de París para celebrar su 40 aniversario. Daniel Buren es, en la actualidad, uno de los artistas vivos más famosos del mundo. "La magnitud de su obra, gracias a su medio siglo de trabajo en perpetua renovación, la creatividad de las propuestas que sugiere y la dimensión teórica de sus escritos y reflexiones sobre el arte y el artista, convierten sus obras, dentro de la creación contemporánea, en unas de las más productivas e imaginativas de nuestra época", según explican desde el Centre Pompidou Málaga.

Así, la muestra de Buren se convertirá en uno de los hitos culturales del otoño malagueño. Pero no será el único dentro del mismo museo. En octubre se inaugura también, en el espacio joven, Blobterre, unacreación de la diseñadora Matali Crasset. Tras la marcha del ¡Vaya Circo! de Calder, se plantea un espacio multisensorial dedicado a la exploración, la creación y la imaginación. "Matali Crasset reinventa lo cotidiano y ha creado un mundo nuevo. Internarse en él es escuchar a esta increíble forma de naturaleza, compuesta por especies vegetales, una extraordinaria neo-vegetación en constante evolución", comentan desde el centro. Cada visitante participará en su construcción y, al mismo tiempo, podrá idear aventuras colectivas.

A todo ello habrá que unir en diciembre el cambio íntegro de la colección permanente y la llegada de nuevos fondos de la colección del museo parisino con el objetivo de ofrecer al público un nuevo viaje a través del arte moderno y contemporáneo. Bajo el título Las utopías modernas, la comisaria Brigitte Léal reúne obras clave de los siglos XX y XXI que se expondrán hasta 2020 de forma semipermanente. Aunque "aún hay un par de piezas por determinar, principalmente las que van a ocupar el espacio que ha tenido la instalación de Kader Attia", dice José María Luna, el resto ya está cerrado. Entre ellas destacan obras como Ritmo. La alegría de vivir de Delaunay, uno de los grandes pintores del arte abstracto de las vanguardias históricas, Développement en brun (1933), el último cuadro pintado por Kandinsky en la escuela Bauhaus, La Diada (1978-1979) de Antonio Saura y la maqueta del estudio de Le Corbusier, uno de los arquitectos más influyentes del arte moderno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios