Danza Invisible regresará con nuevo disco en febrero de 2009

  • Seis años después de 'Pura danza', su último trabajo, la banda malagueña prepara un álbum de material inédito

Ya dice Javier Ojeda que los veteranos como Danza Invisible no tienen prisa. Seis años después de su último trabajo con material original, Pura danza (Dro, 2003), la banda está preparando su regreso, que será en febrero de 2009. "La industria discográfica está como está, y ni ellos ni nosotros tenemos prisa. Ya tenemos conciertos gracias a nuestro repertorio, y ellos prefieren que pase tiempo entre disco y disco", explica Ojeda.

Lo que Danza Invisible ya tiene en el cajón es 30 canciones grabadas en formato de maqueta, un material que le interesa a Dro, la discográfica con la que tienen contrato. Una vez hecha la selección -"Hay canciones que hace dos meses que no he escuchado", comenta el vocalista del grupo-, el próximo disco de los malagueños será "abierto y accesible", muy en el estilo de siempre: "pop-rock guitarrero", según Ojeda.

Danza Invisible sigue siendo el mismo grupo de siempre, como saben quienes los hayan visto en los últimos meses -la banda lleva un lustro sin grabar pero jamás ha abandonado los escenarios-. Antonio Luis Gil, guitarra del grupo y "director musical" del conjunto, tal y como le define Javier Ojeda, ha estado un tiempo alejado de los directos y del local de ensayo por una enfermedad grave, pero ya ha vuelto e incluso ha participado en la mayoría de las grabaciones del nuevo material. Chris Navas y Manolo Rubio también siguen en su sitio, el bajo y la guitarra.

Todo el tiempo pasado desde Pura danza (2003) no ha sido tiempo perdido ni de ocio. "Todos hemos desarrollado nuestros proyectos personales de forma paralela", indica Javier Ojeda, quien hace un par de años publicó su primer álbum en solitario, Polo sur (2006), y que en estos años ha colaborado con otros grupos y artistas como Los Rebeldes, Efecto Mariposa, Iguana Tango, Ke No Falte, Migueli y Amparo Sandino. Pero las nuevas canciones de Danza Invisible seguirán el camino de la banda, ya que "lo más experimental lo dejaré para mis proyectos personales", reconoce Javier Ojeda.

Casi 20 discos, más de 150 canciones (39 de ellas han sido singles), 7 Discos de Oro y 2 de Disco de Platino son algunas de las cifras que avalan la carrera de Danza Invisible desde que publicaran Sueños, su primera grabación, en 1982.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios