David Delfín homenajea en Marbella a Jean Cocteau

  • El diseñador malagueño exhibe 40 piezas de ropa y bocetos, entre otros, inspirados en la personalidad del dramaturgo

"Siempre me he sentido identificado con el espíritu de Jean Cocteau (1889-1963) porque era un artista al que realmente le interesaba todo. Era un hombre del renacimiento". De esta forma, el diseñador malagueño David Delfín presentaba ayer la exposición con la que pretende rendir homenaje al autor de La voz humana en el Museo Cortijo Miraflores de Marbella.

Bajo el nombre de Acción David Delfín, el artista ha reunido un total de 40 piezas, que incluye diseños de ropa, videoinstalaciones, fotografías, bocetos y maniquíes, que de alguna forma se inspiran en la personalidad arrebatadora del dramaturgo, cineasta, poeta, pintor, escultor y coreógrafo francés.

De esta manera, los curiosos que se acerquen a esta muestra, que se inaugura esta noche y que permanecerá abierta hasta el próximo 20 de agosto, podrán disfrutar de cerca del vestuario que creó David Delfín recordando una serie de diseños gráficos que creó el artista Manuel Jarillo basándose en los dibujos que hizo Cocteau para su obra El libro blanco. En esta colección de ropa, que pertenece a la colección Password, aparecen bordados "eróticos" que recuerdan los trazos "rápidos, intuitivos" y "sin pensar" que realizó el francés para acompañar el relato que aborda la homosexualidad y el sexo ajeno a convencionalismos.

Pero en esta exposición, que se incluye dentro del ciclo Marbella Mítica, no faltarán las sogas, un fetiche que se ha convertido en una de las señas de identidad de este artista que nació en Ronda, pero que vivió durante años en Marbella. En esta ocasión, los nudos de cuerda se emplean para colgar de los aires a siete maniquíes, creados expresamente en el taller que Delfín tiene en Madrid. El vestuario de estas figuras, "que me llevaría a mi casa porque son blanditas y muy confortables", se limita a los blancos y negros, dos de los colores más característicos de su universo cromático. Sobre el hecho de que cuelguen del techo, el creador sostuvo que "la moda debe tener un punto dramático para sensibilizar al espectador, que debe aprender a ver las prendas con otra mirada".

Por otra parte, la muestra recoge también una serie de fotografías realizadas por este diseñador inquieto, que continúa viajando con frecuencia a Marbella, donde reside su familia. Las más llamativas, a priori, son unas instantáneas de gran formato donde aparece la modelo Bimba Bosé, la musa de la mayor parte de sus colecciones.

Sin embargo, David Delfín ha querido ser generoso con la ciudad y ha decidido sacar a la luz un conjunto de siete retratos, inspirados en otros "oscuros e intensos" que realizó Cocteau a varios hombres, de personas "muy íntimas de su entorno". El fin de estos experimentos fotográficos es dar la sensación de que para él son sus "santos y vírgenes", continuó relatando el malagueño.

Como curiosidad, en este devocionario aparece Roberto, un electricista que encontró en la calle y que terminó convirtiéndose en uno de sus modelos favoritos.

En cuanto a su futuro, el artista confía en que en un par de años pueda abrir tienda en Marbella, aunque preferiría que fuese cerca de la Plaza de los Naranjos, ya que considera que en Puerto Banús existen suficientes "tiendonas".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios