Delirio en el pantano

  • Marvel Limited Edition da un salto de calidad con la recuperación del Hombre-Cosa de Gerber, serie publicada en España hace décadas por Vértice

La colección Marvel Limited Edition da un salto de calidad y nos ofrece una de las mejores series publicadas por la editorial neoyorkina durante la década de 1970. Me refiero, claro está, al Hombre-Cosa o Man-Thing de Steve Gerber. Esta joya fue publicada en España, en blanco y negro y de aquella manera, por Vértice y ha esperado 40 años a ser recuperada en una edición que le haga justicia. Se trata del primer trabajo de Gerber para la Casa de las Ideas y sigue brillando hoy día como ejemplo de creatividad y elegancia, merced a unos argumentos asombrosos, la original caracterización de sus personajes y unos diálogos sofisticados que elevaron a las nubes la cotización del escritor de San Luis.

Gerber tomó un concepto recurrente del tebeo estadounidense, este del monstruo que habita en los pantanos, y lo sazonó con multitud de ideas y situaciones delirantes, tejiendo un tapiz maravilloso. Lejos de los presupuestos habituales del género de superhéroes, su Hombre-Cosa fue una montaña rusa de situaciones y de emociones (diez años antes de que Alan Moore probara una estrategia similar en la Cosa del Pantano) y sirvió para plantear comentarios sobre la situación sociopolítica de su tiempo (se critica aquí, por ejemplo, el racismo, la guerra de Vietnam, la especulación inmobiliaria, los conflictos intergeneracionales, la intolerancia y el desprecio por el arte y la cultura), toda vez que se iba apuntando lentamente un retrato íntimo del autor, una especie de confesión autobiográfica que cobraría aún más fuerza con su posterior obra maestra, el pato Howard. De hecho, en estas páginas debutó Howard, como chiste y secundario de lujo en una saga que precede a los ejercicios metaliterarios de Grant Morrison, igual que debutaron otras máscaras tan alucinantes como Wundarr, Foolkiller o el payaso suicida. En manos de Gerber, los pantanos de Florida se convirtieron en un nexo de confluencia de mundos y dimensiones alternativas, y el monstruo protagonista, un ser memo y empático que convierte el miedo en fuego, acabó siendo el testigo de los dramas ajenos y el catalizador de toda clase de acontecimientos inesperados.

En el apartado gráfico, destacan un joven Val Mayerik, que lleva la mayor parte del peso en este tomo, y el siempre deleitoso Mike Ploog, en estado de gracia. De este último son los episodios visualmente más sobresalientes, herederos de la estética de los cómics de terror de la EC, y con un estilo narrativo que recuerda al maestro Will Eisner. Más tarde llegaría Jim Mooney para completar, con belleza y ternura, una obra irrepetible. El presente volumen reúne la creación del Hombre-Cosa (por Roy Thomas, Gerry Conway y Gray Morrow), sus primeros e inciertos pasos y la feliz llegada de Gerber. Van pues páginas del número 1 de Savage Tales, los 12 y 13 de Astonishing Tales, los 10 a 19 de Adventure Into Fear, el 1 de Marvel Two-In-One, una historieta corta del 5 de Monsters Unleashed! y los números 1 a 8 de Man-Thing, todos publicados entre 1971 y 1974.

HOMBRE-COSA: EL MONSTRUO DEL PANTANO

Steve Gerber y otros. Panini. 432 páginas. 42,95 euros.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios