Desaparece una obra escultórica que iba a ser cedida al Museo de Málaga

  • Se trata de un trabajo de 1844

  • El ladrón ha sido detenido, pero la pieza no aparece

La obra que ha desaparecido. La obra que ha desaparecido.

La obra que ha desaparecido. / EFE

Una obra del siglo XIX del escultor malagueño José Vilches cuyos propietarios habían mostrado su predisposición a cederla temporalmente al Museo de Málaga se encuentra en paradero desconocido desde que fue sustraída de su emplazamiento en Jerez de la Frontera (Cádiz).

Según explicó a Efe el escultor Suso de Marcos, que ha llevado a cabo un informe sobre Vilches para la Real Academia de San Telmo, la obra sustraída se denomina Fidelidad y es del año 1844.

Se trata de un conjunto realizado en mármol y constituido por una figura femenina con un perro, ambos a tamaño natural, que reposan sobre una urna funeraria que, procedente del mausoleo del vinatero francés afincado en Jerez Julián Pemartín, se encontraba en el porche de la casa de recreo que la familia posee a las afueras de la ciudad gaditana.

Suso de Marcos estudió la obra cuando realizaba el citado informe sobre Vilches, y al saber que los propietarios pretendían venderla, intentó convencerlos para que la cedieran temporalmente a la colección de Bellas Artes del Museo de Málaga.

Cuando parecía que era posible un acuerdo en este sentido -el Museo de Málaga no llegó a realizar ninguna gestión directamente-, la Guardia Civil informó al artista de la sustracción de la obra en su emplazamiento en Jerez.

Aunque la sustracción de la obra se produjo el pasado marzo, no ha trascendido hasta ahora porque estaba en curso una investigación de la Guardia Civil que dio como resultado la detención del supuesto autor del robo, y que sigue abierta porque de momento no se ha podido localizar la pieza.

Por ello, se espera que la difusión de la sustracción de la obra disuada de su posible venta fraudulenta y regrese a sus propietarios, que siguen interesados en facilitar su ingreso en el Museo de Málaga, indicó el escultor a la agencia de noticias.

La importancia de esta escultura para el Museo de Málaga reside en que "llenaría el vacío" existente en este centro, pues aunque la colección de Bellas Artes tiene su origen y principal contenido ligado al siglo XIX, "la mayoría de los que integran la nómina de autores terminaron sus días bien entrado el siglo XX".

El escultor José Vilches, nacido en torno a 1810 y fallecido en 1890, tuvo una amplia producción, realizada en su mayoría en Roma y en un material "tan del gusto de la época y de la ciudad eterna, como es el mármol de Carrara".

Vilches llegó a ser escultor de Cámara de la reina Isabel II, director de la Academia española de Bellas Artes en Roma y fue designado cónsul de España en Saigón.

El hecho de que pese a su prolífica trayectoria y a que en Málaga cuenta con una significativa obra como es el monumento a Manuel Agustín Heredia siga siendo muy desconocido para los malagueños, llevó a Suso de Marcos a realizar un informe para la Real Academia de San Telmo.

El informe reunía datos cronológicos e ilustraciones sobre sus obras localizadas, entre ellas la denominada Fidelidad, desaparecida desde marzo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios