Descubren dos grandes necrópolis en Estepona

  • Los arqueólogos han hallado un asentamiento romano de los siglos I a III junto a 60 enterramientos musulmanes

Levantar el asfalto y encontrarse restos de una necrópolis es la pesadilla de constructores y el deleite de arqueólogos. En Estepona, ambos sentimientos se han encontrado en las obras de remodelación de las calles Caridad y Málaga que acumulan retraso en su ejecución debido, entre otras cosas, a la aparición de dos necrópolis bastantes significativas. En esta ocasión, tan sólo ha hecho falta levantar el asfalto para encontrar los primeros restos a 15 centímetros de profundidad, si bien en algunos casos se ha excavado hasta un metro.

La primera de las necrópolis encontradas, de origen romano, data de los siglos II-III d. C. y en ella se han descubierto seis tumbas entre las que se hallaban las de dos niños de aproximadamente un año que fueron sepultados en un ánfora y una jarra respectivamente. Sobre ellos, 60 enterramientos musulmanes escribían una nueva etapa de la historia de la ciudad, rompiendo, en algunos casos, las tumbas romanas anteriores.

Y sobre los cuerpos depositados mirando hacia la Meca, una tubería de hace unos 30 años que hizo con los restos islámicos lo mismo que ellos con los romanos, poniendo en evidencia el cambio radical que se ha experimentado en cuanto a la investigación y puesta en valor de restos de este calibre.

Pero en esta necrópolis no sólo ha sido significativo el hallazgo de los restos humanos, si no que según explicó ayer la concejal de Cultura, Asunción López también se ha encontrado "una pequeña pulsera de oro, un anillo con un sello que nos lleva a pensar que perteneció a alguna familia pudiente, restos de cerámica pintada, un puñal, material de uso médico o estético y tejas", explicó López. Algunas de estas piezas se utilizaron para cubrir los enterramientos romanos.

Por su parte, el arqueólogo municipal, Ildefonso Navarro, explicó la conexión existente entre esta necrópolis islámica y la descubierta hace unos años en la calle San Roque. Según dijo, "ambas pertenecen a una ciudad media con dos cementerios, mientras que la de la época romana está vinculada a una zona de viviendas que constituían una villa romana de cierta entidad y que posiblemente estaría vinculada a la explotación pesquera pero que no llegaba a tener la importancia suficiente para entenderse como municipio".

Según explicó el concejal de Infraestructuras, Rafael Duarte, en junio se procederá a su pavimentación aunque se pararán las obras durante la época estival.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios