"Detrás del robo del Códice existen muchos elementos aún ocultos"

  • En 'El códice del peregrino' el autor denuncia los entresijos del mercado negro del arte

Para apropiarse del Códice Calixtino, un millonario francés le encomienda el robo a una pareja de traficantes de obras de arte. El manuscrito, del siglo XII, guía para el peregrino, esconde un evangelio revelador sobre la familia de Jesucristo. Con las piezas del puzle en su tinta, José Luis Corral (Daroca, Zaragoza, 1957), "maestro de la novela histórica española contemporánea", arma una historia henchida de enigmas, conspiraciones y sorpresas.

-¿Le ha costado compactar los datos reales con la ficción que guía el hilo argumental?

-Hay un ejercicio intelectual muy importante en la novela. A partir de un hecho real, el robo del Códice Calixtino, se crea una obra de ficción y además se traban tres historias: el robo, la Catedral de Santiago y su códex y la genealogía de Jesucristo. Mezclo ficción con ficción, historia con ficción y ficción con historia. El libro se hace en un tiempo récord, acabé de escribirlo el 8 de julio de 2011 -tres días después del robo- y salió en enero de este año.

-La recuperación del Códice ha levantado una polvareda mediática, ¿puede haberle favorecido?

-Hemos tenido mucho éxito. Lo hemos vendido durante meses y ha estado entre los favoritos. No he visto las listas de venta ahora, en verano es más complicado saberlo, pero, claro, al ponerse el tema de moda, habrá supuesto un tirón. Imagino que habrá sido un acicate para comprar el libro. Habrá gente que no lo compró en su día y que lo comprará para cotejar lo que yo me inventé con la realidad.

-¿Representan los protagonistas el paradigma del tráfico clandestino de piezas de arte?

-Lo que ahora estamos viendo son los pequeños rateros que roban físicamente obras de arte, como el electricista. Lo que no interesa que se conozca es todo el mercado negro de antigüedades que hay detrás, donde los coleccionistas actúan a nivel internacional. Esto es lo que representan Diego y Patricia en el libro.

-¿Le ha sorprendido el desenlace de la historia en la vida real?

-Se dice que la realidad supera la ficción; en este caso, no. Mi libro tiene más de literario que la realidad. Ha sido un robo muy cutre: el garaje, las fotografías de la policía..., si es que son verdad. Pienso que queda mucho por descubrir. Hablando con mi amigo Javier Sierra, que ha publicado dos novelas de toque esotérico y misterioso, hemos debatido sobre qué hay detrás de todo esto. Porque, desde luego, ha habido una campaña política en la propia entrega del libro por parte del presidente Rajoy al arzobispo. Se ha utilizado el rescate de un robo de forma política. Creo que aparecerán más cosas y que detrás de esta historia existen aún muchos elementos ocultos que no hemos podido desentrañar, pero que con el tiempo saldrán.

-Al componente religioso hay que sumarle el indudable contenido cultural que posee, ¿qué valor le atribuye al Códex?

-Una obra de arte única como ésta tiene el valor que se le quiera dar en el mercado. Lo que sí podemos hacer es compararlo con piezas parecidas que se han subastado en galerías de arte de Nueva York, París o Londres. Un manuscrito miniado, de 220 folios, del siglo XII y de gran calidad, como es el Códice Calixtino, tiene un valor de mercado que estaría en torno a los 3 millones de euros, que es lo que se suele pagar por este tipo de obras de arte que son únicas e irrepetibles. Evidentemente, un coleccionista caprichoso puede pagar lo que sea.

-¿Ha querido trazar su propia hipótesis de los hechos y derramar luz sobre la realidad?

-Está la historia, el misterio y la manipulación que realiza la Iglesia para crear reliquias en torno a Santiago y su Catedral. En 2010, las compañías aseguradoras pagaron la cantidad astronómica de 6.000 millones de euros en pólizas de seguro por robos de obras de arte. Pero muchas de las obras robadas no estaban aseguradas, por lo cual, el mercado negro de antigüedades puede mover entre 12.000 y 15.000 millones de euros.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios