Diana Navarro rescata en 'Camino verde' la copla cantada por hombres

  • La malagueña edita hoy un nuevo disco en el que evoca clásicos como 'La bien pagá' y 'Una paloma blanca'

Comentarios 1

Continuadora de la estela de las más grandes, la malagueña Diana Navarro edita hoy su nuevo disco Camino verde, un trabajo en el que la cantante interpreta clásicos de la copla como Campanera, La bien pagá o Una paloma blanca y con el que comenzará una gira por España el próximo 5 de diciembre en el Auditori de Barcelona.

"El disco lo he hecho a mi manera, pero respetando la melodía de los temas e incluso intentando recordar al cantante que versionó haciendo algún garganteo del artista. Yo he aportado la manera de sentir las canciones", explicó Diana Navarro.

Canciones conocidas por todos, pero con "un sonido muy particular". "Cuando escuchas el disco y empieza una canción, hasta que no se escucha la letra no se reconoce", detalló Navarro, que logró el éxito con la canción Sola, de su primer disco. En el caso de La bien pagá, Navarro ha querido cantarle al "bien pagaó", como metáfora del cambio generacional y el nuevo papel de la mujer en la sociedad.

Valverde, León y Quiroga -conocidos por popularizar el género de la copla a principios del siglo XX con sus composiciones- son los grandes protagonistas de este álbum, en el que la cantante también revisa "con arreglos actuales" a poetas como Naranjo, Mostazo, Gordillo o Solano.

Género español por excelencia, la copla ha contribuido a engrosar el cancionero popular con temas que ahora "son modernos, porque lo moderno, al fin y al cabo, es lo que va a contracorriente", apuntó ayer Navarro, para quien Una paloma blanca, de Gordillo, "ha sido la canción más difícil de interpretar". "Al tema le puso voz Antonio Molina, y es para quedarse sin respiración. Era increíble lo que hacía, no creo que vuelva a haber nadie más como él", afirmó la coplista.

Entre las coplas Como las alas al viento, Farruca ó Vino amargo, destaca la que da nombre al disco, Camino verde, una metáfora de la trayectoria musical y vital de Navarro, que todavía se encuentra embarcada en la gira de su anterior disco, 24 rosas: "la vida es un constante caminar, y en ella te encuentras con obstáculos e historias que tienes que superar, el verde es la esperanza de llegar a buen puerto", añadió.

De nuevo junto a Manuel Illán, que produce el disco, y con Chico Valdivia -que colabora en el piano-, Navarro no se siente como el "relevo de nadie", aseguró. "Nadie puede suplantar el trabajo que Rocío Jurado, Imperio Argentina o Lola Flores hicieron, yo quiero admirarlas toda la vida, aprender de ellas, no imitarlas y seguir mi caminito, desde el que haré lo que pueda".

Camino Verde partió de la idea de interpretar aquellas coplas que "no han sido cantadas anteriormente por mujeres", poner una voz femenina a los temas ligados tradicionalmente a las voces de artistas como Caracol y Valderrama, a los que Navarro les dedica una malagueña en el disco. "Ha tenido su dificultad y he sufrido psicológicamente, pero también he disfrutado mucho", recordó la cantante, en referencia al reto de emular coplas clásicas que hicieron inmortales artistas como Miguel de Molina.

Para ella, "la coplera nace, pero también se tiene que hacer", explicó. "Si has tenido el don, tienes que cuidarlo y mejorarlo. Para mí, estar donde estoy es un privilegio, un regalo del que todos los días doy gracias a Dios y a la vida", comentó la cantante.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios