Documenta alemana se abre a los artistas con un taller de ideas

  • Albert Serra rueda monólogos diarios de Hitler y Goethe dentro del programa 'Cien días de rodaje'

La edición número 13 de Documenta se abrió ayer a los artistas, a modo de taller de ideas de cien días de existencia, que brindará desde el rodaje diario de monólogos de Hitler y Goethe del cineasta español Albert Serra, a reflexiones matemáticas entre esculturas. El certamen abre sus puertas al público en Kassel, centro geográfico de Alemania, el próximo sábado, aunque ya desde ayer es el lugar de trabajo de artistas de todo el mundo. Y entre ellos está Albert Serra (Banyones, 1975) que presentó su "primera horita", como irónicamente la definió de The three little pigs, el experimental proyecto que piensa desarrollar en este espacio. "La idea es rodar cada día una hora y mostrarla al día siguiente. Un actor interpreta a Goethe, el otro a Hitler, en sendos monólogos, por supuesto en alemán, en que irán alternándose varios intérpretes, pero siempre sobre estos dos únicos personajes", añadió para referirse a un Goethe tumbado en una pradera y un melancólico Hitler articulando sus planes de dominar toda Europa, en 1941.

El resultado de esos cien días de rodaje -hasta el 16 de septiembre, en que se cierra la Documenta- será "una película de cien horas, por supuesto", apunta Serra, que no considera la idea de comprimirla para otro tipo de formato.

Mientras Serra seguía con su rodaje, en el museo Fridericianum el fotógrafo, ceramista y escultor Toni Cumella presentaba las tres piezas de su padre, Antoni Cumella que comparten espacio con los más destacados artistas. En las salas vecinas sus tres cerámicas se alternan piezas de Julio González, a título póstumo, con fórmulas del científico austríaco Anton Zeilinger, que explica con paciencia los secretos de la física cuántica.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios