Eduardo Mendoza: "Nunca releo nada mío, me aburre soberanamente"

  • La actriz Rosa Novell ofrece una lectura dramatizada de 'Sin noticias de Gurb' esta noche en el Teatro Cervantes dentro del Festival de Teatro

El escritor barcelonés Eduardo Mendoza, autor de novelas como La verdad sobre el caso Savolta, El misterio de la cripta embrujada o Una comedia ligera, ha asegurado hoy que nunca ha releído una obra suya, porque le "aburre soberanamente".

Otra de sus obras es Sin noticias de Gurb, de la que la actriz Rosa Novell ofrece una lectura dramatizada esta noche en el Teatro Cervantes, dentro del vigésimo quinto Festival Internacional de Teatro de Málaga.

Este libro es el resultado de la recopilación de los relatos diarios publicados por Mendoza en prensa sobre Gurb, un extraterrestre que llega a la Barcelona preolímpica y que desaparece después de adoptar la apariencia de la cantante Marta Sánchez.

Eduardo Mendoza se considera "perseguido" por esta novela, que escribió "pensando que era una cosa efímera, para salir en un periódico en verano, y posiblemente por eso tiene esta desfachatez y falta de pretensión de cualquier tipo, y eso la ha hecho simpática".

Al escritor le han propuesto escribir una continuación, pero cree que "saldría mal y tendría efectos retroactivos, porque estropearía lo que está hecho".

Además, ahora escribiría "con Gurb mirando por encima del hombro", mientras que en aquel momento lo hizo "con libertad, de manera muy insensata y con una despreocupación tremenda", según Mendoza, que asegura que en el resultado final de la historia tuvo mucho que ver el hecho de que la creara en verano.

"A diferencia de mucha gente, a mí el verano y el calor húmedo, pegajoso y horrible me sientan muy bien, y es cuando tengo más apetito y trabajo más a gusto y más animado, pero con el frío me deprimo y no saldría de la cama", ha apuntado.

Por eso, estos relatos tenían "algo de veraniego y de frescachón, pero hay por debajo un tierno proceso de adaptación que también hace simpático a este personaje".

"Llega del espacio y acaba convirtiéndose en el ciudadano más ordenado y modélico, regañando a quienes no cruzan por el paso de peatones", ha añadido Mendoza, que cree que si escribiera ahora una continuación seguiría habiendo socavones en Barcelona, pero "lo único seguro hoy sería que a Gurb no le atropellaría el AVE".

En la adaptación para el teatro se han eliminado elementos repetitivos y otros "necesariamente ligados" al momento en el que la escribió, aunque quedan algunas de estas referencias.

En esos relatos mostraba a Barcelona "en el gran caos que precedió a los Juegos Olímpicos, cuando toda la ciudad estaba patas arriba, pero era un lugar bastante divertido, más de lo que lo ha sido después, como una ciudad bombardeada, pero sin guerra".

A Mendoza, que considera que "Sin noticias de Gurb" es un libro "erróneamente recomendado en las escuelas, donde hay que recomendar cosas que cuesten esfuerzo, y no cosas fáciles", le "encantaría" subir al escenario, porque el teatro es su "afición" y su "pasión", pero descarta hacerlo.

"De joven formé parte de una compañía de aficionados en la que me daban papeles con frases como 'La cena está servida' y lo hacía tan mal que me los quitaron, y desde entonces no he vuelto a intentarlo", ha señalado.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios