Elena Poniatowska, Premio Cervantes 2013

  • La escritora mexicana recibirá el galardón el próximo 23 de abril.

Comentarios 3

Elena Poliatowska Amor (París, 1932) ha sido galardonada con el Premio Cervantes, el más importante de las letras hispanas, por su "brillante" trayectoria literaria y una dedicación "ejemplar" al periodismo siempre desde un "firme compromiso con la historia contemporánea". De padre francés y madre mexicana, Poliatowska es autora de más de 40 libros (ensayos, cuentos y testimonios traducidos a más de 20 idiomas), entre los que destaca Hasta no verte Jesús mío o La piel del cielo.

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, ha destacado, tras dar a conocer el fallo del jurado, la "contribución literaria" de la galardonada, así como su presencia en los medios de comunicación y su compromiso. "En una conversación gratísima que he tenido con ella para comunicarle el premio ha mostrado un agradecimiento sin límites al jurado" ha indicado Wert, que se ha referido a la "casi impaciencia" que ha expresado Poniatowska por recibir el galardón que le será entregado en una ceremonia el próximo 23 de abril. "Nunca me habían dado sin merecerlo yo las gracias tan efusivamente", ha indicado el titular de Cultura. Un premio que, ha confesado la autora al ministro español, no esperaba en absoluto y de cuya concesión ha tenido conocimiento mientras corría, "una actividad admirable para una persona de su edad", ha señalado Wert.

Al conocer la noticia, la autora afirmó que el galardón es "un regalo del cielo", que en absoluto se lo esperaba y fue para ella "una gran sorpresa". "No me lo esperaba para nada y para mí es una gran sorpresa. Me despertaron con esa llamada y ha sido una enorme alegría, desde luego", dijo la escritora.

La escritora saca estos días una biografía sobre Guillermo Haro, su esposo, fallecido en 1988, y un hombre dedicado a la astronomía y a la física. Alguien enamorado del firmamento. "Yo espero que él me lo esté enviando porque él está cerca del cielo. Y supongo que sacar un premio como este pues es un regalo del cielo", apuntó Poniatowska.

La escritora mexicana dijo que todavía sigue "haciendo muchísimo periodismo", que ese es su oficio y que le debe mucho. "Ha sido toda la vida y además fue mi manera de conocer a mi país porque yo nací en Francia", explicó. Sin embargo, admite que la ficción es un terreno que la cautiva y donde hoy se siente muy a gusto también. "Igual que dijo (Gabriel) García Márquez: Yo escribo para que me quieran, de eso hace mucho tiempo. Yo creo que escribo porque es mi manera de estar sobre la tierra, de justificar mi presencia", apuntó.

Poniatowska confiesa que siempre ha sido "una mujer insegura" y "escribir también era una forma de participación" en los asuntos públicos de su país. Hoy de México y también de España le preocupa por encima de otras cosas el destino de los jóvenes sin trabajo y sin oportunidades claras de abrirse camino. "He tratado con los libros y con el periodismo en que se llegue a un México donde los jóvenes tengan oportunidades. A mí me preocupa muchísimo que se vayan a perder generaciones de jóvenes", apuntó.

Muy cercana al excandidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, quien dos veces fracasó en su intento de acceder a la presidencia, es una convencida de que la política debe mejorar sobre todo la educación de la gente. "Nosotros tenemos que enfocar todas nuestras baterías hacia la educación, hacia las escuelas, hacia eso", aseveró.

Poniatowska se ha convertido en la cuarta mujer que gana el Premio Cervantes en los 38 años de vida que tiene el galardón, después de las españolas María Zambrano (1988) y Ana María Matute (2010) y la cubana Dulce María Loynaz (1992). Autora de obras emblemáticas que describen el siglo XX desde una proyección internacional e integradora, Poniatowska constituye, según el jurado, "una de las voces más poderosas de la literatura en español en estos días".

El Premio Cervantes, considerado el Nobel español y creado en 1975 por el Ministerio de Cultura, está dotado 125.000 euros y reconoce la figura de un escritor que con el conjunto de su obra haya contribuido a enriquecer el legado literario hispano. Ocho votaciones sucesivas han sido necesarias para designar por mayoría a la ganadora por parte de un jurado compuesto por 11 miembros, que ha estado presidido por el director de la Real Academia de la Lengua, José Manuel Blecua.

José Manuel Caballero Bonald ha destacado el compromiso de la escritora con la realidad histórica mexicana, así como su indagación en la lengua. Respecto a los nombres que se barajaban como posibles candidatos a obtener el premio este año, Caballero Bonald ha indicado que era una "quiniela rara" que no se correspondía "exactamente". Además, el jurado ha estado integrado por el ganador de la edición del pasado año, José Manuel Caballero Bonald, mientras que galardonado de 2011, Nicanor Parra, ha excusado su presencia.

También han formado parte del jurado Renée Ferrer, de la Academia Paraguaya de la Lengua Española; María Pilar Celma Valero, de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas, y Diego Valadés Ríos, de la Unión de Universidades de América Latina. Además, estaban María Dolores López Enamorado, propuesta por el Instituto Cervantes, y Fernando Rodríguez Lafuente, a petición del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios