Emilio Calderón compara Lorca con Hiroshima y Nagasaki

  • El historiador malagueño iguala las bombas de la Segunda Guerra Mundial con los seísmos

El escritor e historiador malagueño Emilio Calderón, finalista en 2009 del Premio Planeta con su novela La bailarina y el inglés criticó que Lorca "esté un poco olvidada" como consecuencia de los devastadores terremotos del 11 de mayo.

En una entrevista con motivo de la presentación de su última obra, Los sauces de Hiroshima, enmarcada en el Japón de los últimos días de la II Guerra Mundial y que tiene como hilo conductor el asesinato de unos atomizados, personas que sufrieron las secuelas de las bombas de Hiroshima y Nagasaki, destacó que en una escala son comparables los escenarios de estas dos ciudades japonesas con el que los seísmos dejaron en Lorca.

En su opinión, "hay un punto de comparación por cuanto el resto de España desconoce cuáles han sido las verdaderas consecuencias del terremoto en Lorca"; una situación similar a la que ocurrió en Japón, donde la gente "no adquirió conciencia de lo que había pasado en sendas ciudades hasta años después, ya que los norteamericanos pusieron freno a que se divulgaran noticias sobre lo ocurrido allí".

Trasladado a Lorca, ocurrió "algo parecido", porque "en las primeras semanas se habló mucho y luego se ha ido perdiendo el interés por lo ocurrido" hasta el máximo, admitió que "lo que poca gente sabe en España es que son ciertos los edificios derribados, decenas los comercios que han tenido que cerrar y miles de personas las que se han quedado sin casa, viviendo en una situación de desesperanza, ya que las ayudas están tardando mucho en llegar". Por todo ello, Calderón considera que "hay un punto en que dentro de una escala se puede comparar por cuanto que Lorca, como ocurrió en Hiroshima y Nagasaki, está un poco olvidada".

En esta línea afirmó que no descarta en un futuro escribir sobre lo acontecido en Lorca a raíz de los terremotos del 11 de mayo, aunque confesó que en su interior aún abunda un cierto temor, ya que tiene que "interiorizar lo que pasó". Calderón, que fue testigo de los terremotos al encontrarse en ese momento en la biblioteca municipal de Lorca reconoció que cuando se encuentra en dicha localidad está "con miedo".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios