Ensayos en un claro de selva

  • El próximo lunes se estrena 'Hara, el espíritu de la selva' en un escenario singular, La Concepción

Paso a paso, avanzando siempre en la dirección correcta, se ha gestado un musical diferente, una obra que enlaza los éxitos de un cuento clásico con la frescura de una historia nueva y cuyo valor fundamental reside en su elenco y, sobre todo, en su singular puesta en escena. Sin tramoya, sin escenario, sin plantas artificiales ni decorados de cartón piedra. La glorieta Amalia Heredia del Jardín Botánico La Concepción será su claro de selva, ese espacio natural real en el que se encuentren los personajes de Hara, el espíritu de la selva, la producción de Musicmaster que se estrena el próximo lunes y que nace a partir del Libro de la selva. Después de dos semanas y media de ensayos en una nave, el elenco formado por 15 actores, su coreógrafa Aida Sánchez y su director trasladaron ayer el trabajo al propio espacio. El jueves comenzará el montaje técnico. Las gradas para el público, la pantalla en la que se desarrollarán algunas escenas, el sonido y la iluminación estarán listas para que del 26 al 29 de junio se haga la magia en un lugar idílico por sí mismo. Ya se han vendido unas 1.500 entradas.

Álvaro Lasso de la Vega, creador del musical junto con el guionista Julio José Blanes, dirige a los actores y actrices, que se tienen que hacer rápido con el espacio real en el que van a actuar en tan sólo siete días. "Es verdad que hemos tenido poco tiempo pero han asumido rápido las coreografías porque se han implicado totalmente en el proyecto, les ha encantado", considera el también autor de las letras de los temas nuevos. La producción les llevó tiempo, buscar pisos, hacer compatible los ensayos en Málaga con sus trabajos fuera ha sido lo más complejo. Pero el 1 de junio comenzaron a pleno rendimiento y durante los primeros días de este mes se incorporaron todos. "Cuando han visto el espacio se han quedado sobrecogidos", asegura Lasso de la Vega. Pero a la vez les ha supuesto "una bofetada de realidad, porque han visto que ahora el espacio es mucho mayor y hay que adecuar lo que teníamos al entorno", agrega.

Marina Damer es Hara, la protagonista del musical. "He hecho muchos musicales, todos muy de cuento, pero éste es muy especial por el entorno, que es algo único, te sientes en la jungla y creo que eso el público lo va a captar", comenta y subraya que "esto es una pasada, no me lo esperaba, la verdad, todos han alucinado". A esta actriz y cantante también le gusta que "convierte el clásico en algo moderno y actual, guarda elementos y la magia del cuento original para darle una concepción distinta, tiene que ver y, al mismo tiempo, lo renueva totalmente". Asegura Marina Damer que el trabajo ha ido bastante rápido "porque el equipo es muy bueno, los actores tienen mucho talento, son muy jóvenes y muy trabajadores, están muy predispuestos a que salga bien".

Rafa Chaves interpreta a Balú, el personaje tierno y conciliador que encantará a los niños. "Me enteré del casting de casualidad, la profesora de canto de mi hija me avisaron y fui sin prepararme prácticamente nada, improvisé, les gusté y aquí estamos", dice y sostiene, como el resto de sus compañeros que "el sitio es espectacular, no vamos a tener la posibilidad de hacer algo así, será algo único e irrepetible". Además, señala, "el hecho de contar con músicos en directo es un aliciente porque no suele ser común, tienen que ser producciones muy grandes".

Guillermo Pareja camina con la majestuosidad y la elegancia de un tigre por la tierra de la glorieta, que para el espectáculo se cubrirá con un césped artificial. Para meterse en la piel de Shan Kahn ha investigado mucho. "La corporalidad, llevar a mí mismo el movimiento del tigre ha sido un reto, cada día voy encontrando cosas nuevas", explica el joven actor e indica que su personaje "ha tenido una evolución muy grande, me he encontrado muy a gusto con él". Y, a pesar de ser el malo, "estoy muy bien rodeado, me ayuda mucho encontrarme con gente que tiene más recorrido porque me hace aprender más y querer mejorar todos los días".

Pareja, que estudia en la Resad de Madrid, confiesa que ver el Jardín Botánico por primera vez "ha sido muy impactante, me ha hecho meterme en el personaje porque de verdad te sientes dentro de una selva y creo que a los espectadores los va a meter en una atmósfera muy chula, más aún con las luces". Y con las canciones, con las coreografías , con la música y el vestuario... Todo se conjugará para hacer de Hara, el espíritu de la selva el musical que el productor Eduardo Martín y su equipo soñaron.

"La primera fila de la grada se colocará en el césped para meter al público dentro de la selva más si cabe", dice Álvaro Lasso de la Vega. Los caminos que descienden de una colina repleta de vegetación serán las entradas y salidas de escena de los actores y gracias a una pantalla se trasladará al espectador a otros lugares dentro del mismo jardín pero que representan otros lugares de la selva. "Es un recurso escenográfico, actoral y enseña otros lugares de La Concepción que son también maravillosos", apunta el director, que mira un ensayo del personaje del tigre mientras destaca que éste "ha crecido exponencialmente, canta una canción espectacular que pondrá la piel de gallina al público". Eso sí, las carcajadas las arrancarán los buitres, con su humor también cantado a ritmo de rap.

Jorge López y Eduardo Martín han compuesto la música y las letras Álvaro Lasso de la Vega y su hijo Gonzalo. Los arreglos musicales son de Damián Bermúdez y la dirección musical de Rafa Insausti, de Dry Martina. Su hermana Laura Insausti será la reina Luisa. El espectáculo, de 90 minutos de duración, tendrá dos pases al día, a las 20:30 y a las 22:30 para 470 butacas, por lo que se han puesto a la venta 3.700 entradas. Pronto será el momento de ocupar esos asientos y dejarse llevar por esta historia en un espacio excepcional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios