El Episcopal continúa cerrado y sin recibir los cuadros del Bellas Artes

  • Aún no se han trasladado desde el ático de la Aduana a las salas del palacio las obras para su embalaje, motivo por el que se aplazó la exposición sobre los años 80 prevista del 17 de octubre al 17 de noviembre

Comentarios 1

Hace algo más de dos semanas se podía haber inaugurado en el Palacio Episcopal la muestra 80's posicionamiento estético de la pintura. Esta exposición, un proyecto de la Diputación de Málaga, tenía su fecha reservada del 17 de octubre al 17 de noviembre. Sin embargo, el "inminente" traslado a este inmueble de las piezas del Museo de Málaga para su "embalaje técnico" -paso previo a su traslado a unos almacenes en el PTA durante las reformas de la Aduana- aplazó la muestra. Así lo afirmó la directora de la pinacoteca María Morente el pasado 23 de septiembre. Sin embargo, desde entonces las puertas de una de las principales salas de exposiciones de la ciudad están cerradas a cal y canto sin que hayan recibido las citadas piezas.

Según argumentaban desde la delegación de Cultura de la Junta, se eligió este espacio como parada intermedia por necesidades técnicas y de seguridad. Se consideró en un principio trasladar la colección (más de 2.000 piezas) al Salón de las Columnas de la Aduana, pero "la sala se ha tenido que desmontar por otra serie de obras", explicó el delegado Francisco López.

Entonces los responsables desviaron la atención al Palacio Episcopal, ya que éstas responden a los requerimientos técnicos de la mudanza, climatización adecuada y vigilancia. De esta manera, se pretende preservar intacto el estado de las obras en las tareas de clasificación, conservación e intervención que necesitarán antes de su viaje al Parque Tecnológico, lugar en el que permanecerán los 36 meses que durarán las obras en la Aduana. "Se trata de tareas de cocina, un trámite interno de mero tránsito", argumentó en septiembre el delegado. Esta labor iba a ocupar el Episcopal durante unos cuatro meses.

Además, según comentó la pasada semana la propia consejera de Cultura, el Palacio Episcopal es el lugar idóneo para mantener una ventana abierta al museo y que los ciudadanos sigan en contacto con los fondos de esta pinacoteca que lleva sin sede más de una década.

No obstante y por el momento, en este céntrico enclave ni se están embalando las piezas, ni se pueden ver los cuadros del Museo de Málaga, ni las obras que ya habían cedido diversas colecciones particulares para componer la muestra dedicada a la figuración malagueña de los años 80. Uno de sus comisarios, Rafael Alvarado, conoció la decisión de la Junta un mes antes de su inauguración, con el catálogo ya en marcha y las obras en su poder. La demora le ha obligado a devolver las piezas a sus dueños y confiar en que finalmente el proyecto salga adelante.

Y éste no es el único retraso en un proceso, que por arduo y complejo, está plagado de trámites. La Gerencia de Urbanismo aún no ha emitido la licencia municipal de obras e instalaciones necesaria para que comiencen las obras. Este permiso se solicitó el 17 de diciembre de 2007. Sin embargo, las condiciones especiales del inmueble, declarado Bien de Interés Cultural, ha dificultado el dictamen del Ayuntamiento. "Trabajamos de manera preocupada para que salga cuanto antes la licencia", aseguró el concejal Manuel Díaz Guirado el pasado 10 de septiembre. "Es una obra en un inmueble protegido, que necesita su estudio, ya que se va a reconstruir la cubierta y va a subir en altura", añadió Díaz Guirado.

Hace un año la Subdelegación de Gobierno desalojó el palacio para que comenzasen las obras de adecuación museística del espacio. El punto de partida, doce meses después, sigue siendo prácticamente el mismo, a pesar de que en octubre de 2007 el ministro de Cultura anunció que las obras iban a comenzar en el primer trimestre de 2008. Habrá que echarle un poco más de paciencia.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios