España desprecia la cultura como motor de empleo, según los editores

  • La FGEE presentó ayer su informe sobre la industria editorial y el comercio del libro

Los editores denunciaron ayer que España desprecia la cultura como motor de empleo y crecimiento económico cuando, han asegurado, si se alcanzara la media europea, la aportación al PIB de este sector sería de 10.000 millones de euros anuales y supondría la creación de 70.000 puestos de trabajo. La Federación de Gremios de Editores de España (FGEE) hizo público un informe sobre la situación de la industria y el comercio del libro en el que se pone de manifiesto que España tiene el "dudoso honor" de ocupar uno de los países con menor respeto a la propiedad intelectual, como lo demuestra el hecho de que el pasado año se realizaran 226 millones de descargas ilegales de libros en internet por un valor de 586,2 millones de euros. Frente a estas cifras, la Comisión de Propiedad Intelectual, creada hace poco más de un año con la misión de determinar si una página web vulnera los derechos de autor y que puede llegar a ordenar su cierre, "no ha cumplido el cometido" para el que nació.

En lo que al sector editorial se refiere, el efecto real que ha conseguido esta Comisión ha sido lograr la eliminación de la red de cuatro libros subidos de manera ilegal frente a millones de descargas piratas. Ante esta situación, el presidente de la FGEE, Javier Cortés, destacó que el anteproyecto de ley de reforma de la Ley de Propiedad Intelectual aprobado recientemente por el Gobierno y que se encuentra en fase de consulta con los sectores afectados es una "ocasión única" para dar un paso firme en defensa de la creación y la protección de la cultura. Por eso, pidió "valentía" al Gobierno para acometer una ley de propiedad intelectual y una labor pedagógica para eliminar la creencia de que la cultura es gratuita.

Cortés insistió en que no se trata de cuestionar el mundo digital sino que de la necesidad de que se regule. "Y no es un problema del mundo, es un problema de España: cuando en Estados Unidos hay una batalla con Google, hay una batalla, y estamos hablando de Google y no del tendero de la esquina y ahí están los jueces. Eso es lo que queremos para España y para Europa, nada más". Cortés también denunció que "se están montando paraísos fiscales en las industrias culturales y tecnológicas" ya que hay multinacionales en internet que no pagan impuestos en España por las ventas de libros digitales que se realizan en el mercado español. Según el presidente de la FGEE, el Gobierno ha favorecido más a las industrias tecnológicas que a las culturales; "frente al mucho dinero empleado en invadir de tecnología las aulas, no hay ningún dinero para llevar contenidos" a esos medios tecnológicos.

Tras recordar que las empresas editoriales europeas generan alrededor de 23.000 millones de euros anuales de ingresos (2.772 millones en España), Cortés destacó la contribución de este sector a la educación y la ciencia y ha indicado que en Latinoamérica son las editoriales españolas las que "ponen en las manos de los escolares los libros para que estudien". Por eso, debido a que hay 400 millones de hispanohablantes en el mundo, el sector editorial español tiene muchas posibilidades de crecer y aportar una salida a la crisis económica del país, ha manifestado.

El informe incide en el esfuerzo inversor realizado por las editoriales españolas para adaptarse a las nuevas tecnologías de tal forma que en 2011 el número de libros editados en formato digital ascendió a 40.328, un 243 % más que en 2010, unas cifras que no han tenido correlación con la facturación, ya que las ventas solo crecieron un 3 %, lo que supone unos 72,6 millones de euros.

Según se puso de manifiesto en la presentación de este informe uno de los sectores más afectados es el de las librerías. Así, el presidente de la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros, José Manuel Cruz, ha cifrado en un 35 % la reducción de la facturación en las librerías en los últimos cuatro años, mientras que en empleo el descenso ha sido del 30%. Aunque se espera que las cifras de 2013 sean peores.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios