El Espejo Negro se atreve con 'La venganza de Don Mendo'

  • La compañía malagueña ultima la adaptación en verso del texto de Muñoz Seca con más de 20 títeres · Ángel Calvente pretende financiarlo con la fórmula de la coproducción.

Ángel Calvente necesita tener siempre la cabeza ocupada. En caso contrario "moriría", asegura. De ahí que la mejor manera de afrontar unos tiempos difíciles para las compañías de teatros sea inventar. El nuevo reto de El Espejo Negro se llama La venganza de Don Mendo y llevará a escena el clásico de Muñoz Seca con más de 20 títeres interpretados por cinco actores. En verso y respetando "la forma de sentir" de su autor, "los ripios y los contrarripios", detalla su director. Con nueve marionetas ya construidas y la escenografía proyectada, Calvente empezará a buscar financiación a principios de 2012 con idea de estrenar en noviembre mediante una nueva fórmula para la compañía malagueña, la coproducción con teatros y festivales.

Durante una hora y cuarto, Calvente y los suyos harán realidad un deseo acariciado por su director desde hace años. La propuesta respeta el tono de "alta comedia, los cuernos y compromisos amorosos de Magdalena con el bolsillo", comenta Calvente. En manos de El Espejo Negro La venganza de Don Mendo se ha visto obligada a sufrir "muchos cortes" en la trama pero respetando "los pasajes constantes". Así, desfilarán por el escenario reyes, duques y vasallos en escenas de boda, guerra y de calabozo, entre otras. Con música de composición propia y versiones de temas populares el montaje introduce en números musicales -marca de la casa- y un particular homenaje a Raphael, "el de Linares, que será uno de los juglares", avanza.

Ante la coyuntura que atraviesan las artes escénicas, el dramaturgo sentencia sin ambages. "Como sigamos así podemos morir de éxito", lamenta en alusión directa a la situación que atraviesan compañías como la suya, donde los actores están dados de alta en la seguridad social, cobran su nómina mensual "y se paga el IRPF y el IVA por algo que aún no se ha cobrado", subraya. Desde el pasado año se ha visto obligada a bajar su caché "en un 30%" y soportar con estoicidad impagos de Ayuntamientos y diputaciones que alcanzan los dos años.

Por fortuna, El Espejo Negro tiene la agenda ocupada hasta el próximo mayo con La vida de un piojo llamado Matías, El fantástico viaje de Jonás el espermatozoide, y Es-Puto Cabaret. "Sé que quienes nos deben también sufren los impagos. Nosotros somos sólo un eslabón más de la cadena, que de tanto estirarla se puede romper. No sé cuánto aguantaremos", advierte Calvente. Su compañía está ahora en conversaciones con el Cervantes, la Diputación y la Junta de Andalucía , con idea de solicitar la financiación conjunta del espectáculo. "Es la fórmula más idónea en estos momentos", sostiene Calvente.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios