Estrecheces en la calle Ancha

  • El potaje perchelero concita a miles de personas para almorzar entre coplas y recoletas vías · Comienzan en el Cervantes las semifinales del Concurso de Canto

El Perchel recibe un día al año las fiestas carnavalescas, aunque entre sus vecinos hay aficionados incombustibles que lo viven de forma perenne. En lugar de papelillos, en este evento del potaje perchelero se reparten de forma gratuita miles de raciones de este consistente guiso, todo ello gracias a la asociación de vecinos El Perchel. En uno de los extremos de la calle Ancha del Carmen, junto al mosaico de la patrona de los marineros, actuaron varios grupos del concurso de canto. Para muchos la fiesta seguía cuando en el Teatro Cervantes comenzaba la primera de las semifinales.

Percusione di mano gritaba desde el escenario instalado en la calle el capitán vaticano de Los guarda papas para pedir aplausos al respetable. El alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre, repartió platos a los comensales y participó con la murga Culo veo culo quiero en la interpretación de su estribillo. El regidor estuvo acompañado por el delegado de Cultura, Miguel Briones.

En El Perchel se rescatan recuerdos carnavalescos que pueden ir unidos al periodo anterior a la dictadura, cuando esta fiesta estuvo prohibida. "Mi madre nos metió el carnaval en vena", confiesa María Melero, de 75 años y memoria prodigiosa. "Mi hermano, Luis Melero, fue uno de los impulsores a finales de los años 70 porque sabíamos coplas antiguas. ¡Todo en secreto!", afirma mientras ríe con nostalgia. En los años 20 sacó una murga al trinitario Puente de la Aurora: "El rey puso una piedra / y el día que el puente salga / seguro lleva la piedra: melena, bigote y barba". Hay que aclarar sobre los versos que Alfonso XIII realizó este acto, el de la piedra, en 1921 y las obras no concluyeron hasta 1930.

En los corrillos de los degustadores de potaje se mezclaron aficionados y autores. Por falta de tiempo para el ensayo, que no de ganas, no dedicaron copla al recién asaltado mercado de Atarazanas por parte de chatarreros. "Más que un cuplé, habría que dedicarle un repertorio", ironizaba un carnavalero. En la fiesta de febrero, este año de enero, nunca se sabe y quizás caiga una copla con esta temática en las semifinales que tienen lugar en el Teatro Cervantes.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios