Evaristo Guerra evoca 50 años de "paisajes soñados" en el Mupam

  • El Museo del Patrimonio Municipal inaugura hoy una antológica del pintor veleño con más de 120 obras entre óleos, dibujos y carteles que incluyen retratos y bodegones

Durante dos meses las salas temporales del Museo del Patrimonio Municipal estarán dedicadas al pintor veleño Evaristo Guerra. Se trata de una antológica compuesta por más de 100 obras realizadas a lo largo de 50 años de trayectoria artística. La exposición pretende reconocer la trayectoria artística de quien "ha sabido situarse, con su personal interpretación del paisaje, en una de las más altas cotas de la producción pictórica española de las últimas cuatro décadas", en palabras de Wilfredo Rincón, miembro del Instituto de Historia del Consejo Superior de Investigaciones Científicas. La exposición Evaristo Guerra, medio siglo con el arte podrá visitarse desde la inauguración de hoy (a las 20:00) hasta el 25 de abril.

Se muestran en torno a 120 obras, procedentes de colecciones particulares e instituciones. Se trata de una selección de óleos, dibujos y carteles realizados por el artista desde los años 60 del siglo pasado hasta las obras de su creación más reciente. Se pueden ver los "paisajes soñados" como los llama el artista. Junto a ellos figuran otras facetas de la obra de Guerra, como retratos o bodegones. Igualmente está presente una representación de los carteles realizados con motivo de la celebración de distintos acontecimientos como la Semana Santa de Málaga y Vélez, la feria de ambas localidades o el Día de la Provincia.

El recorrido, casi cronológico, por las salas hace un inciso para recrear mediante los bocetos del proyecto, la Ermita de los Remedios de Vélez-Málaga, una de las obras más ambiciosas de su carrera a la que el pintor ha invertido 12 años de trabajo. También hay lugar para hacer un "homenaje a la provincia" con una colección de serigrafías y dibujos sobre 12 pueblos de la provincia de Málaga, que completan esta colorista paseo por la creación artística de Evaristo Guerra, quien ya contó con una muestra antológica en Madrid en 1995, en el Centro Cultural de la Villa, del Ayuntamiento de Madrid, titulada Cuatro décadas con la pintura.

Evaristo Guerra Zamora nace en Vélez-Málaga (Málaga), el 5 de septiembre de 1942. A los diez años montó su primer estudio de pintura en el desván de su casa. Cuando contaba doce años lleva a cabo su primera obra pictórica al óleo, Vista de Benamocarra. En 1956 comienza a estudiar en una escuela de pintura de Vélez, donde aprendió los primeros rudimentos de su técnica pictórica, ejecutando en su taller, hasta 1960, distintos dibujos y cuadros. En 1961 realiza su primera exposición individual en la Caja de Ahorros Provincial en Vélez.

A los 19 años, decidido a ingresar en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando, se traslada a Madrid, comenzando los estudios superiores de pintura que abandona al año de su ingreso. En esta época, visita con frecuencia el Museo del Prado y realiza distintas copias de cuadros de los grandes maestros de la pintura y otros cuadros de paisaje, composición o retratos.

A lo largo de su dilatada carrera ha recibido numerosos galardones y reconocimientos, como el de Hijo Adoptivo de Arenas (Málaga), en 1970; Hijo Adoptivo de las Navas del Marqués (Ávila), 1987 o la Medalla al Mérito por la Asociación Española de Amigos de Goya en ese mismo año. En 1993 recibió el premio al mejor artista en la especialidad de pintura, en los VIII Premios Nacionales a las Artes Plásticas de la revista Correo del Arte.

Durante el verano de 1995 comenzó la obra más emblemática de su carrera, la decoración interior de la Ermita de la Virgen de los Remedios un fresco de 1150 metros cuadrados en el que estuvo trabajando nueve meses al año hasta 2007.

12

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios