Exhumados los restos de Pablo Neruda en Isla Negra

  • Una investigación en Santiago determinará si murió a consecuencia de un cáncer o fue asesinado

El cadáver del poeta chileno Pablo Neruda (1904-1973) fue exhumado ayer de la tumba frente al mar que lo cobijó desde 1992 en su casa de Isla Negra, en el litoral central de Chile, para aclarar si murió de cáncer o fue asesinado. Después de varios meses de preparativos, incluida la selección de un equipo de expertos que en unos tres meses deberían llegar a una conclusión sobre la causa de la muerte del poeta, el trámite no duró más de una hora. La diligencia se realizó por orden del juez Mario Carroza, quien investiga el caso desde mayo de 2011, cuando fue presentada una querella que busca esclarecer si el poeta murió de cáncer o asesinado con una inyección letal. El féretro con los restos del autor de Residencia en la Tierra fue trasladado de inmediato a Santiago, donde una docena de expertos chilenos y extranjeros realizarán "todos los peritajes que sean necesarios", según el juez.

Mientras el féretro era extraído, los familiares y amigos de Neruda ofrecieron un breve e íntimo homenaje al poeta, mientras la orquesta provincial del cercano puerto de San Antonio les acompañó con El aparecido, de Víctor Jara. La exhumación fue rápida "gracias a que el tiempo y las condiciones fueron mejores de lo que se esperaba", dijo a los periodistas el director del Servicio Médico Legal, Patricio Bustos, quien destacó que los féretros de Neruda y Matilde Urrutia estaban separados.

Matilde Urrutia, tercera esposa de Pablo Neruda, falleció en 1985 y en 1992 ambos fueron sepultados juntos en Isla Negra, cumpliendo un deseo expreso del poeta .

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios