Expertos valoran en 5 millones las obras de arte robadas en Getafe

  • Tres hombres encapuchados sustrajeron el sábado un camión sin blindar con 28 piezas de Picasso, Chillida, Tàpies y Botero, entre otros, que regresaban de Alemania

Los ladrones de las 28 obras de Pablo Ruiz Picasso, Eduardo Chillida, Antoni Tàpies y Fernando Botero, entre otros, que fueron sustraídas el pasado sábado en Getafe (Madrid), "valen al menos 5 millones de euros" y "tienen un destinatario", dijo ayer Noah Charney, experto mundial en robo de arte. Tres hombres encapuchados robaron el camión sin blindar que estaba aparcado en un almacén de una zona industrial de Getafe, a las afueras de Madrid con 28 obras de arte que iban a ser trasladadas a seis galerías de Madrid y Barcelona tras haber sido cedidas en préstamo para su muestra en Alemania. El éxito de ese robo, del que se tuvo constancia tras ser hallado el camión vacío por la Policía el pasado 30 de noviembre, "no es sorprendente" y, además, "Picasso podría ser el objetivo de los ladrones", afirmó el fundador de la asociación de robo de arte ARCA. "La mayoría del arte famoso es sustraído incluso para que pague un rescate la víctima o la compañía de seguros, o como moneda de cambio en tratos entre grupos del crimen organizado", argumentó el autor de la novela El ladrón de arte.

"En los últimos años, el crimen organizado comenzó a robar obras de arte famosas como trueque en tratos con otras bandas que manejan bienes ilegales del mismo valor, tales como drogas y armas", comentó el profesor de Historia del Arte. Teniendo en cuenta estas variables, ahora sólo queda "esperar y ver si los ladrones intentan que se pague un rescate para que las pinturas vuelvan al museo o a sus compañías de seguros", afirmó el estadounidense.

Si la primera motivación de los ladrones no fue el pago del rescate y, además, "no disponen de un plan B y tampoco una red e infraestructura", entonces las obras robadas de Picasso, Chillida, Tàpies y Botero pueden pasar a ser "mercancía para el comercio ilícito", dijo. Pero si su objetivo es el rescate y los dueños o las aseguradoras de las obras "no lo aceptan, entonces los ladrones no abandonarán (las obras robadas) intentando encontrar un comprador", señaló Charney.

Igualmente "si, rápidamente, las obras reaparecen; es probable que se pagara el rescate por ellas", afirmó. "El problema con pagar el rescate" de las 28 obras sustraídas "y la razón por la que es ilegal hacerlo en algunas naciones es porque demuestra a los criminales que el crimen se paga". Además, "en algunos casos, las mismas obras han sido sustraídas otra vez por los mismos criminales, con la esperanza de conseguir dinero por el rescate".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios