Fallece De Solá-Morales, Premio Nacional de Urbanismo

  • El arquitecto, de 73 años, fue muy influyente en los cambios urbanísticos de Barcelona 92

El arquitecto y urbanista Manuel de Solá-Morales, un reconocido defensor de la calidad arquitectónica en el espacio público, falleció ayer en Barcelona a los 73 años, según informó la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona, de la que era catedrático emérito.

Entre los premios que recibió figuran el Nacional de Urbanismo, en 1983, el Ciutat de Barcelona, en 1986; el de la Bienal de Arquitectura española, en 1994; y el Grand Prix d'Urbanisme, Europe, en 2000.

Autor de numerosos proyectos durante su dilatada carrera, Solá-Morales fue especialmente influyente durante los cambios urbanísticos de Barcelona con motivo de los Juegos Olímpicos de 1992, sobre todo por sus ideas para transformar el frente marítimo, que llevó a la práctica en la remodelación del Moll de la Fusta.

Otras obras suyas conocidas son el centro comercial y de oficinas Illa Diagonal de Barcelona, que proyectó con Rafael Moneo, y el barrio residencial de La Sang, en el centro histórico de Alcoy (Alicante). También proyectó la construcción de nuevos espacios y de vivienda pública en Sant Andreu (Barcelona) y en las áreas de Torressana de Terrassa (Barcelona) y El Carme de Reus (Tarragona).

Sus proyectos se extendieron por numerosas ciudades europeas, entre ellas Berlín, Rotterdam, Nápoles, Salónica o Génova. Llevó a cabo la transformación del área portuaria de Saint-Nazare (Francia), la plaza y la estación de Lovaina (Bélgica), el espacio público Winschoterkade en Groningen (Holanda) y el paseo Atlántico de Oporto (Portugal).

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios