Fallece el dramaturgo británico Simon Gray, maestro de la ironía

  • Un cáncer de pulmón acabó el pasado jueves con la vida del admirado escritor a los 71 años

Simon Gray, uno de los más conocidos y prolíficos dramaturgos del Reino Unido, falleció el pasado jueves víctima de un cáncer de pulmón a la edad de 71 años. "Ha muerto un gran talento", comentó el actor Edward Fox, que trabajó en tres de sus obras teatrales, entre ellas la titulada Quartermaine's Terms. "Todos pensamos que era una obra que perduraría, y sigo creyéndolo", dijo Fox. "El suyo era un humor singular, combinado con el pathos, algo muy chejoviano. No quiero compararlos porque no son comparables, pero escribían de lo mismo, de la vida que pasa de un momento a otro, con una mezcla de humor y de lágrimas", agregó el actor.

Frente a las obras políticas de sus contemporáneos o las comedias metafísicas de Tom Stoppard, su teatro más comercial -Butley (1971), Otherwise Engaged (1975) y Close of Play- tenía como protagonistas a personajes de las clases medias y altas. Pueblan su teatro personajes de alto nivel educativo a quienes les fallan las palabras y que encuentran refugio en la ironía, comentó ayer un crítico en su necrológica.

Tal vez más que ningún otro dramaturgo británico contemporáneo era un cronista de lo que nunca llega a decirse.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios